10 Ideas que debes dejar ir para ser feliz.

 

???????????????????????????????????????

  1. La idea de caerle bien a todos

No podemos continuar esforzándonos en un imposible, lo que si podemos hacer es concentrarnos en la justicia y la compasión.

  1. La idea de vengarte

“La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena” Roberto Gómez, El Chavo.

  1. La idea de tu imagen física

Pasemos de las expectativas irreales de abdomen de revista, aceptarnos como somos y amarnos en nuestras formas nos ayuda a mejorar si la meta es interior. Y por qué no para el bien estar y la salud podemos adquirir una rutina física.

  1. La idea del príncipe o princesa azul

Quien llegue a nuestra vida tendrá defectos, ¿adivina como quién? Como tú, no le pidas a otro la perfección que tú no ofreces.

  1. La idea de la suerte como la de los demás

La envidia es un poderoso motor para el fracaso y la frustración, somos dueños de nuestro propio destino, porque lo forjamos de la mano de Dios.

  1. La idea de hacerlo todo a tu modo

Forzar las situaciones de la vida puede terminar quebrándolas, debemos fluir en el amor.

  1. La idea de cambiar a los demás

Solo Dios puede cambiar el corazón de los demás cuando estos están dispuestos a cambiar.

  1. La idea de ser feliz para siempre.

“Vivieron felices para siempre” los libros de cuentos terminan donde la vida real apenas comienza. Debemos procurarnos Forjar un “vivió feliz todos los días”.

  1. La idea de controlar el pasado el presente y el futuro

La vida tendrá obstáculos inesperados, lo que si podemos controlar es nuestra preparación para poder pasar esos obstáculos.

10. La idea de convertirte en alguien más.

Utiliza los dones que Dios te ha dado y conviértete en alguien más grande, pero no en alguien diferente.

 

Mira nuestro show “Dejalo ir” aquí: https://www.youtube.com/watch?v=w0LTufUOOR4

Ay, como sudo…

129657932_lens7781221_1256752147sweaty_armpits_xlarge

No soy yo en esta imagen, pero sudo bastante. Es un hecho mio. Y, claro, eso causa verguenza a menudo en mi vida.

Si yo quisiera no sudar tanto, podría evitar situaciones que me hacen sudar más… como hablar frente a mucha gente, desafiarme a intentar nuevas cosas o hasta callarme cuando realmente me antoja decir algo fuerte y potente para mostrar lo fuerte o listo que soy.

En estas ocaciones, que suelen pasar CADA día, intento dejar ir el miedo. Tengo que dejar ir mis preconcepciones sobre lo que creo que pasará si hago tal cosa o no. Lo mismo se puede observar con el sínodo y los obispos y el “riesgo” de mirar las cosas con nuevos ojos. Yo imagino a los obispos y cardenales (y al Papa Francisco, pero tal vez no) sudando atrás de las puertas del sínodo. Son humanos y unos tiempos muy importantes para ellos… con mucho estrés y presión… pero ahí estaban, metidos en la conversación, sudando (creo yo).

Creo que no es frecuente que no sabemos que es el bien y que es el mal en este mundo. Lo sabemos.

Mis hijos, aunque sean jovensitos, saben la diferencia. Y yo quiero enseñarles a dejar ir el miedo para poder escoger y actuar para crear el bien en este mundo. Que suden y que ese sudor demuestre un amor por el prójimo… un amor por ellos mismos… un amor por Dios.

¡A sudar!

 

 

!El que se ENOJAAAA pierde!

Molesto

¿Sabías que si tomas decisiones cuando estás enojado tienes las más altas probabilidades de equivocarte?

Decidir bajo el efecto de una emoción puede afectar el resultado. En un estudio científico, Nitika Garg, de la Universidad de Mississippi, y Jeffrey Inman, de la Universidad de Pittsburgh, observaron que los consumidores enojados tendían a aceptar lo primero que se les ofrecía en vez de considerar otras opciones.  El estudio de los científicos también reveló que las personas tristes o deprimidas se llevan más tiempo para tomar decisiones y pueden tener mejores resultados ya que pueden ser más realistas.

El caso es que tomar decisiones enojado te hace equivocarte y tomar decisiones triste te permite elegir mejor algo que no te hace feliz.  El estudio demuestra que la intuición, el positivismo y la confianza son factores que las personas necesitan para estar satisfechos con las decisiones que toman o dejan pasar.

Dejar ir situaciones, cosas y emociones en nuestra vida implica el compromiso de confiar más en Dios y en el rumbo que hemos propuesto en nuestra vida. Puede ser doloroso y muchas veces confuso, sobre todo cuando se trata de dejar pasar al prójimo, pero si es necesario, debemos confiar en que el Señor no abandona a nadie y que debemos seguir adelante.

Tener fe en nuestras metas y en nuestras fuerzas tampoco debe hacernos olvidar la humildad mostrada por Jesús en la cruz y la realidad de que tenemos un Padre poderoso que nos invita a sobreponernos en todo momento.

Mira nuestro show “Déjalo ir” aquí: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=w0LTufUOOR4

Fuente: ar.selecciones.com- Revista Selecciones Argentina. 10 formas de tomar decisiones.

Sabemos qué es un “Sínodo”?

????????????????????????????????????????

En los últimos días se ha hablado mucho sobre el sínodo de los obispos que se lleva a cabo en Roma, pues han derivado de dicho evento declaraciones e ideas que sacuden a los medios de comunicación seculares (que no son de la Iglesia), pues en muchos casos no se comprende  o se hace una interpretación errónea o particular de lo que allí se habla.

Para comprender bien todo lo que allí sucede debemos primero entender que es un “Sínodo”.  La Real Academia de la Lengua Española lo define como: “Concilio de los obispos. Junta del clero de una diócesis, convocada y presidida por el obispo para tratar asuntos eclesiásticos”.

Visto a la luz de la Iglesia Católica esta reunión  está conformada de obispos de todas partes del mundo, convocados directamente por el Papa y bajo el consejo de sus cercanos para que expresen sus opiniones en determinados temas, que con toda humildad el pontífice ha puesto en discusión para obtener claridad y ayuda.

En otras palabras, los obispos llamados al sínodo opinan y aconsejan al Papa sobre asuntos modernos desde la realidad de cada cual.

El Canon 342 se refiere de la siguiente manera: El sínodo de los Obispos es una asamblea de Obispos escogidos de las distintas regiones del mundo, que se reúnen en ocasiones determinadas para fomentar la unión estrecha entre el Romano Pontífice y los Obispos, y ayudar al Papa con sus consejos para la integridad y mejora de la fe y costumbres y la conservación y fortalecimiento de la disciplina eclesiástica, y estudiar las cuestiones que se refieren a la acción de la Iglesia en el mundo.

Durante el sínodo se realizan diferentes asambleas de las cuales se levantan actas que ayudaran al Papa a redactar las conclusiones  conocidas como “exhortación postsinodal”, que son todas aquellas ideas que él considera enriquecedoras para la marcha de la Iglesia.

El tema del sínodo de 2014 es la familia.

 

Los actores y actrices de Cristo para todos se preparan.

IMG_0079IMG_0050IMG_0057

El pasado 21 de septiembre  se ofreció un pequeño taller sobre el trabajo de la interpretación y la construcción del personaje, así compartimos con un equipo  de actores de Cristo Para Todos, algunos nuevos talentos con el interés de colaborar en episodios venideros y algunos otros ya con la experiencia de haber participado activamente en la evangelización a través de las escenas cómicas que presentamos cerca del inicio y del final del programa.

La motivación para todos era la misma: “Servir con calidad y entusiasmo”.  Y el resultado fue simplemente fantástico.

Iniciamos con una pequeña oración y una canción que nos mostró la misión que hay dentro del arte y las nuevas tecnologías puestas al servicio de la divulgación de la palabra. Claramente el artista cristiano no es como los demás, su éxito no se mide por su popularidad personal, sino por la popularidad de su mensaje y como este cambia vidas a través de su testimonio personal.

Luego nos divertimos mucho mientras repasamos conceptos básicos sobre las herramientas principales que tiene el actor; que son su cuerpo y su voz.  Nos pusimos en un espejo de carne y hueso para explorar las emociones más comunes y nuestra forma de interpretarlas. Más tarde hablamos de la construcción de los personajes y nos planteamos preguntas que nos ayudarían a descubrir quiénes son y todas sus motivaciones. Vimos los contenidos de las escenas y analizamos un poco nuestra personalidad y como sacar provecho de ella para darle credibilidad a nuestra interpretación.  Por último practicamos e improvisamos frente a cámara, nos reímos y vimos mucho, mucho talento. Después comimos muy rico.

Te invitamos a descubrir en futuras publicaciones de ESPATIESPAMI más información sobre arte, además  vamos a abordar con detalle lo visto en el taller a modo de repaso.  Y si lo que quieres es ponerte a disposición para actuar en nuestro show, pues es información que te servirá para prepararte como actor y para la vida.

¿Basta solo con la disposición? Quizá en nuestras parroquias hemos visto a algunos que son extrovertidos y divertidos, con talento para las imitaciones y animados siempre a colaborar, es allí cuando inmediatamente pensamos:  “ debería actuar”.  Pero no se trata solo de tener las actitudes naturales para hacerlo, la actuación, como cualquier otro servicio para Dios, merece y necesita de formación dedicada, de trabajo y crítica, pero sobre todo amor. Porque el mejor de los escenarios ha sido construido con amor, el inspirador de las obras es el más grande artistas y el público… el público siempre es el más amado.

Recuerda contactarnos por Facebook o nuestros sitios web y por favor comparte con tus amigos. No hay nada mejor que el arte entre amigos y es mejor aún si compartimos la fe.

Déjalo ir… no significa no actuar!

29El Evangelio de hoy nos comparte la parábola del Buen Samaritano. En ella, leemos que hubo gente que “dejó ir o pasar” unas oportunidades para servir al otro o a ayudar.

Siempre estará más fácil no meternos al agua en esta vida. Pero no podemos dejar ir esas oportunidades. No solo porque alguien nos necesite o porque hace falta responder a alguna cosa urgente, sino porque nosotros mismos terminamos ganando mucho más por actuar.

Tenemos que dejar ir el miedo de “lo que puede suceder” si me meto. Tenemos que dejar ir la pereza de “no tengo tiempo” para eso pero en la próxima sí. Tenemos que dejar ir el sentimiento que que los problemas de otros son suyos y que no tengo nada que ver.

Nuestra fe nos urge… realmente nos obliga… a actuar. Nos obliga a dejarnos ir a responder con amor y generosidad por todo nuestro mundo, sea fácil o no.

El sentido del diezmo

Antes de estrenar el nuevo episodio de Cristo para Todos del mes de Octubre queremos repasar claves importantes sobre el capitulo anterior llamado “Ofrenda, diezmo y limosna”.

El diezmo aparece en el Nuevo Testamento solamente cuatro veces y en ninguna se nos enseña a guiarnos por esa medida.

Las referencias a diezmar aparecen en  Mateo 23;23:

  • ¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, que son unos hipócritas! Ustedes pagan el diezmo hasta sobre la menta, el anís y el comino, pero no cumplen la Ley en lo que realmente tiene peso: la justicia, la misericordia y la fe. Ahí está lo que ustedes debían poner por obra, sin descartar lo otro.

En Lucas 11;42:

  • ¡Pobres de ustedes, fariseos! Ustedes dan para el Templo la décima parte de todo, sin olvidar la menta, la ruda y las otras hierbas, pero descuidan la justicia y el amor a Dios. Esto es lo que tienen que practicar, sin dejar de hacer lo otro.

Lucas 18; 11-13:

  • El fariseo, puesto de pie, oraba en su interior de esta manera: «Oh Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos, adúlteros, o como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y doy la décima parte de todas mis entradas.» Mientras tanto el publicano se quedaba atrás y no se atrevía a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: «Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador.»

Y por último Hebreos 7;1-2:

  • Se sabe que Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, salió al encuentro de Abrahán cuando volvía de derrotar a los reyes; bendijo a Abrahán y Abrahán le dio la décima parte de todo el botín. El nombre de Melquisedec significa «rey de justicia», y además era rey de Salem, o sea, «rey de paz».

En ninguna de estas se limita a dar solamente el 10% de nuestras ganancias, sino que nos muestran el ejemplo de Jesucristo que se dio sin reservas. Jesús vive una entrega radical y nos enseña que debemos hacer lo mismo.

La tradición dicta que el origen del diezmo era para mantener a los sacerdotes judíos de la tribu de los levitas. Este sacerdocio debía sostenerse con esta fórmula económica hasta la llegada del Mesías.

??????????????????????????????????????