Palabrotas o Malas Palabras ¿Es pecado decirlas?

 

Close-up portrait of beautiful brunette with green eye shadow maExiste una diferencia literal en los conceptos de “Palabrotas” y “Malas palabras” y en muchos de nuestros países se usan de igual forma popular para llamar al lenguaje ofensivo o soez. En Cristo Para Todos con el programa Palabrotas bien dichas, hemos querido diferenciarlas para otorgarles un valor más específico que se apegue más al tamaño y la contundencia de lo que decimos en el caso de las palabrotas y la falta de bondad y la falta de beneficio en el caso de las malas palabras.

Visto así, una palabra extensa como Correspondientemente es claramente una palabrota de 20 letras, pero también lo sería la palabra más grande que aunque tiene solo 4 letras es contundente, incalculable e infinita. Esa palabrota es AMOR.

Sequir leyendo…

El poder de las palabras en el cerebro. Estudio científico.

brain¿SABIAS QUÉ?

Un estudio científico publicado por Newsmax Health sobre los beneficios científicos de la oración, revela que la oración cambia realmente cuatro áreas distintas del cerebro humano: el lóbulo frontal, la corteza cingulada anterior, el lóbulo parietal, y el sistema límbico. Teniendo efectos que pueden ayudar a prevenir la pérdida de memoria, el deterioro mental, e incluso la demencia o el Alzheimer.

Sequir leyendo…

CIENCIA CONFIRMA TORRE DE BABEL

ESCUCHA AQUÍ

ESCUCHA AQUÍ

Torre de Babel

¿Sabías que un estudio científico confirma la historia de la torre de babel? El poder de las palabras tiene un origen y este poder no se limita solo a comunicarnos. Como todo lo que conocemos en esta creación el lenguaje también es un don de Dios. Así lo confirma un estudio realizado por el profesor de Biología Evolutiva y experto en lenguaje, Mark Pagel.

Sequir leyendo…

ADOPCIÓN: RETO PARA LAS FAMILIAS CRISTIANAS

dreamstime_xxl_19219686Por: María Cecilia Dobles Y.

(La autora de este artículo es Doctora en Educación y fundadora de la fundación  FUNIMA  para el apoyo de mujeres, niños y familias en riesgo social por agresión o con deseos de adopción)

Observamos cada vez más cómo se rompe la ley natural de que un niño o una niña sean criados en una familia con papás responsables, cariñosos y orientadores para devenir en personas de bien. En los casos de huérfanos, desamparados o  aquellos con progenitores incapaces de criarlos, la sociedad ha establecido que el Estado se haga cargo de ellos para darles un hogar sustituto y deseablemente temporal.  Se les provee de lo indispensable para sobrevivir, pero muchos no llegan a tener una familia que los ame y los cuide, necesidad que naturalmente tienen. Es necesario  hallar familias adoptivas que expresen ese deseo y cumplan con los requisitos establecidos para que, en cierta forma, ¨rescaten¨ a los niños y adolescentes sin familia. Existen muchas que podrían acogerlos en sus hogares y solventar sus carencias, pero son pocas las que se deciden, en relación con las que se necesitan y muchos niños quedarán institucionalizados hasta su adolescencia, con cada vez menos posibilidades de ser adoptados. Por diversas razones algunas familias no logran realizar los trámites establecidos para adoptar. La sociedad, gran familia, se encuentra interpelada por los niños institucionalizados.   Sequir leyendo…