Estudio científico: Ayuno podría curar hasta cáncer

Los viernes de cuaresma los católicos son llamados a guardar ayuno como signo de penitencia. El sentido del ayuno es el de tomar control de nuestros impulsos y deseos. Con este sacrificio damos espacio a una relación más espiritual con nuestro cuerpo y aplacamos los instintos que nos distraen, abriendo espacio para la conversión, que es el objetivo de este tiempo litúrgico.

En múltiples artículos de espatiespami.com hemos abordado los beneficios que la espiritualidad trae a la salud física y palpable de las personas a través de la oración. Ahora un estudio de University of Southern en California Sequir leyendo…

¿Eres de los tontos que calientan bancas en la Iglesia?

Benchwarmer es una expresión gringa muy utilizada en los deportes, que se refiere despectivamente a ese jugador que se la pasa en banca porque no es muy hábil.  En la sociedad moderna ser creyente es un desperdicio de tiempo y la fe un signo de ignorancia según el juicio de muchas personas, Sequir leyendo…

VENDEDORES Y NEGOCIANTES. No te dejes engañar.

Cuando un buen vendedor toca a la puerta de tu casa, un comerciante hábil, con don de palabra y motivado, es muy probable que se vaya de allí con una sonrisa, un apretón de manos y algo de tu dinero. Esto quiere decir que el vendedor es alguien que te puede convencer, aún y cuando no estés dispuesto a ceder.

El arte de la negociación, en cambio, es el arte de Sequir leyendo…

TENTACIÓN: Ejercicio para controlar tu mente y vencer

De Dios viene nuestra fortaleza frente a cada tentación y de Él viene el perdón si es que caemos en el pecado.  Pero un dicho popular que reza “A Dios rogando y con el mazo dando” nos ayuda a entender que gran parte de la tarea para mantenernos libres de los impulsos destructivos y de las situaciones que los provocan es nuestra responsabilidad. Sequir leyendo…

Comienza a perdonar al 2017 para un mejor 2018: El método de “La casa limpia”

Cada ciclo pasa dejando tras de sí todo tipo de regalos y cicatrices. Las enseñanzas, las sonrisas, las lágrimas, los desafíos completados y sin completar, las personas que nos dejan y las que llegan para quedarse o tan solo por un momento. El trabajo nuevo o el que se acabó, la salud y las enfermedades, los errores y los aciertos… Todo constituye la experiencia de un año que podría acabar ligero el 31 de diciembre a media noche o continuar como un pesado lastre de culpas y rencores que arrastraremos sobre los sanos e inocentes años venideros.

¿A 2017 lo dejas ir en paz? Sequir leyendo…

Tus jóvenes con objetivos: 3 consejos desde la fe

Ayuda a tus hijos adolescentes a encontrar un camino.

En nuestra experiencia dentro de la Iglesia compartiendo con muchísimos jóvenes durante su adolescencia, hemos podido detectar que entre sus muchas preocupaciones sobre la vida destacan la incertidumbre sobre qué será de ellos en el futuro y su inquietud por sentirse acompañados y aceptados.

Ya varios estudios científicos han corroborado estas impresiones, Sequir leyendo…

¿Buscas la FELICIDAD? Encuentra la VERDAD

Cuando salimos a buscar la felicidad somos capaces de recorrer el mundo, de levantar las piedras más pesadas para mirar si está allí debajo, de explorar toda clase de ideas y personas con el afán de conseguir el definitivo y permanente estado de satisfacción que los finales de Hollywood y las sonrisas en los comerciales de TV llenos de aparatos y lujos nos dicen que existe y que es posible. Sequir leyendo…

LA MISA NO ES UN ESPECTÁCULO PARA SELFIES

Cada cosa tiene su tiempo, pero en el código de educación y buenos modales actuales parece no estar muy bien delimitado cuál es el momento idóneo o inadecuado para sacar el teléfono y tirar fotos y selfies de manera indiscriminada.

El Papa Francisco habló recientemente sobre la conducta de los católicos en la misa al respecto, él dijo: “Por favor ¡la Misa no es un espectáculo!, es ir a encontrar la pasión y la resurrección del Señor. Sequir leyendo…

SER ÍNTEGRO. 3 Atributos bíblicos.

Recuerdas los antiguos anuncios de radio y televisión donde un vendedor de autos usados o un abogado se presentaba algo así como “El Honesto Jimmy”. Qué tal esos políticos que en sus eslogan de campaña incluyen palabras como “justicia” e “integridad”.  En cierta manera es gracioso y parece sospechoso que alguien deba destacar esos atributos tan esenciales para hacer buenos negocios, adquirir la confianza del electorado para poder servirles o representar a una persona frente a la justicia. Pensaríamos que cualquiera que no se dedique a robar, no debería preocuparse por tales aclaraciones.

Tristemente en la era del relativismo y la posverdad en que vivimos, la interpretación tan personal que cada individuo le da a los conceptos de “bien” y “mal” son tan variados, que estamos obligados a preguntar si alguien se refiere a integridad de la manera en que unos u otros la entienden. Sequir leyendo…

DIOS Y LOS DESASTRES NATURALES

En los últimos meses el continente ha sufrido los embates de diferentes fenómenos naturales que se han convertido en verdaderos desastres, cobrando miles de vidas humanas y dejando como saldo miles de millones de dólares en pérdidas. Tres huracanes increíblemente poderosos en el Caribe, dos terremotos en México y en estos últimos días agresivas tormentas arrasando gran parte de Centro América. ¿Acaso Dios no puede hacer nada al respecto? ¿Será que no nos escucha?

Lo primero que tenemos que hacer es repetirnos con total seguridad la frase “Dios es amor”, porque así damos el paso de fe para entender que quién nos ama y nos da la vida, con certeza jamás sería capaz de volver a destruirnos, ni castigarnos con la creación con la que Él mismo nos ha bendecido.

Seguros de esto, ahora vale la pena resaltar que así como infinito es su amor, así de infinita es su fidelidad.  Aquí es donde Dios manifiesta su compromiso con la creación manteniéndose fiel incluso a las leyes naturales que ha dictado para el correcto funcionamiento de nuestra casa común.

Cuando se pierden vidas y se separan familias producto de los desastres naturales Dios sufre con nosotros, así que no nos castiga, en lugar de eso nos acompaña y nos consuela.  Él no ha causado ni permitido el desastre, solamente nos ha dado la libertad de usar el espacio en la tierra con sabiduría o no, con respeto o no.  Y cuando no hemos sido sabios y respetuosos construyendo indiscriminadamente, contaminando y alterando el ecosistema, no es por Su mano que sufrimos.  Él definitivamente respeta su propia creación.

Es claro que si oramos Dios intervendrá, pero los milagros, la frecuencia en que los ejecuta y su destino son su santo y sabio asunto, siendo así que la confianza en su voluntad y sus planes es gran parte del tratar de entender cómo Él nos manifiesta su amor.

Además de orar, debemos ser responsables. La fragilidad de nuestra humanidad nos obliga a ser más rigurosos en la preparación ante las posibles emergencias derivadas del comportamiento humano y su interacción con la naturaleza.  Dios nos ha iluminado con basta sabiduría y experiencia para hacer lo urgente y lo necesario ante posibilidad de un terremoto, un huracán, un tsunami, etc.  Convirtamos ese otro regalo en la posibilidad de salvar inteligentemente nuestra vida y la de los demás sabiendo cómo prevenir.

Dios es amo y señor de todo lo creado y debemos amarle entendiendo que no somos un tablero de ajedrez con el que juega caprichosamente. Él nos respeta dándonos la libertad del albedrío, también respeta las leyes que dispuso para la naturaleza con las que nos enseña, alimenta y cuida abundantemente, si somos conscientes del valor y la delicadeza del regalo que es este nuestro hogar.