Imaginar cambiar la naturaleza. Ideología de Género.

Imaginar cambiar la naturalezaEn el programa “Machismo y Feminismo” de Cristo para Todos abordamos un tema que parece cada vez más complicado por la enorme cantidad de conceptos que diferentes movimientos sociales han reinterpretado y posicionado en el ideario colectivo.

Para comprender mejor la verdad oculta, si verdad oculta, sobre este tema que va más allá de los conceptos de moda tergiversados sobre igualdad, paridad y hasta falsos derechos fundamentales que persigue una solapada cultura de muerte, tenemos que conocer la raíz de todo que es “La ideología de género”.

Esta ideología propone que no es la anatomía la responsable de determinar quién es hombre o mujer con todas sus implicaciones psicológicas, sus deberes, derechos y responsabilidades vinculadas también al sexo fijado por la naturaleza, sino que el género es una construcción meramente social por roles, estereotipos y asuntos culturales determinados injustamente.  En otras palabras proponen que; usted no nace hombre o mujer, a usted lo hace así la sociedad independientemente de los genitales y la composición integral que da el conjunto de características con los que usted nació.

Esto sería como asegurar que: nadie puede saber de qué es el árbol hasta que da los frutos, y que el árbol debería poder escoger si quiere dar limones aunque sea de naranja.

¿Tiene lógica?

Joseph Ratzinger, siendo cardenal describió a esta corriente de pensamiento así:

 “La ideología de género es la última rebelión de la creatura contra su condición de creatura.

Con el ateísmo, el hombre moderno pretendió negar la existencia de una instancia exterior que le dice algo sobre la verdad de sí mismo, sobre lo bueno y sobre lo malo.

Con el materialismo, el hombre moderno intentó negar sus propias exigencias y su propia libertad, que nacen de su condición espiritual.

Ahora, con la ideología de género el hombre moderno pretende librarse incluso de las exigencias de su propio cuerpo: se considera un ser autónomo que se construye a sí mismo; una pura voluntad que se autocrea y se convierte en un dios para sí mismo.”

Entonces está claro que la ideología de género reniega desde el lenguaje y la práctica de la voluntad de Dios, de la fuerza de la naturaleza y de la lógica del papel integral y complementario de lo creado.

También representa la tierra más fértil para restarle valor a la creación de Dios y degradar la intensión divina de unir al hombre y a la mujer y más bien separarlos entre ellos y de Dios, otorgándoles facultades para no necesitarse, para anularse y reemplazarse en la cotidianeidad y hasta para decidir sobre la vida y el valor de cada cual.

Te invitamos a ver nuestro show para aprender sobre el valor del hombre y la mujer que son creados como complemento para el amor y cómo sus diferencias son parte del plan de Dios.

Aquí:

Foto by: Joshua Earle