LA MISA NO ES UN ESPECTÁCULO PARA SELFIES

Cada cosa tiene su tiempo, pero en el código de educación y buenos modales actuales parece no estar muy bien delimitado cuál es el momento idóneo o inadecuado para sacar el teléfono y tirar fotos y selfies de manera indiscriminada.

El Papa Francisco habló recientemente sobre la conducta de los católicos en la misa al respecto, él dijo: “Por favor ¡la Misa no es un espectáculo!, es ir a encontrar la pasión y la resurrección del Señor. Por eso el sacerdote dice: ‘Levantemos el corazón’. ¿Qué quiere decir esto? Recordad: nada de celulares”… “¡No, eso es algo muy feo! Y os digo que a mí me da mucha tristeza cuando celebro aquí en la Plaza o en la Basílica y veo tanto celulares levantados, no solo de los fieles, también de algunos sacerdotes y también obispos”.

Lee también: ¿Es tu vida un espectáculo?

La misa es la celebración más importante de la fe y a ella los católicos acuden deseosos de encontrarse con Jesús sacramentado y con su palabra, pero ¿qué pasa cuando notamos que no todos acuden con el mismo respeto y devoción?. La Iglesia puede convertirse en un lugar donde costumbres, interpretaciones y actitudes particulares pueden terminar por molestar a otras personas. Es el deber de todo creyente formarse para saber cómo comportarse, vestirse e interactuar correctamente en la Iglesia.

La celebración dominical nos permite dar sentido a la vida y a la interacción con nuestro prójimo, lejos de ser un aburrido compromiso lleno de reglas y posturas, debe ser un momento de voluntaria alegría y compromiso con Dios y con su pueblo. Gocemos con respeto y consideración de nuestro encuentro con Jesús y estemos atentos y vigilantes de que los demás lo puedan gozar también.

Agregue un comentario

Name and email are required. Your email address will not be published.