El Santo de los Leprosos.

Beato Padre Damian de Molokai

¿La Madre Teresa de Calcuta le pidió personalmente al Papa Juan Pablo II la beatificación de un misionero que trabajó por los leprosos en Hawái? Así es, El padre Damián solicitó en el siglo 19 a su obispo que le permitiera instalarse en la isla de Molokai para atender espiritualmente a los enfermos que morían en gran número. Con su actividad pastoral, construyó y estableció una parroquia, fundó escuelas, y regeneró la convivencia social en la “colonia de la muerte” como se le llamaba a esa isla en 1865, donde los enfermos peleaban para sobrevivir en el exilio.

 

La solicitud de la Beata Madre Teresa llega al papa Juan Pablo en 1995, tras conocer la obra de este sacerdote de origen Belga que falleció a causa de la lepra. El 3 de julio de 2008 el Papa Benedicto XVI le otorga el grado de beato de la santidad de la Iglesia Católica para canonizarlo el 11 de octubre de 2009. El 1 de diciembre de 2005 el Padre Damián fue elegido el belga más grande de todos los tiempos por la televisión abierta flamenca.

 

 


Mira nuestro show aquí  http://www.youtube.com/watch?v=70M2q5EmGx4.

Fuente: Zenit Rome Report.

“La navidad no es un cuento de hadas”

navidad¿Qué les parece si celebramos con una gran cena en nuestros hogares para recordar el día que a Cenicienta la convirtieron en princesa por una sola noche? ¿No sería divertido organizar una gran fiesta en conmemoración de la derrota del Lobo Feroz?, o ¿qué les parece si intercambiamos regalos teniendo en mente el momento en el que los enanitos recibieron en su casa a Blanca Nieves?

Pues no, simplemente porque no tiene sentido.  No, porque aunque estos cuentos son muy conocidos no tienen una dimensión ni histórica, ni espiritual, ni nos hacen mejores y tampoco nos salvan. No, porque solo son historias para entretener.

El Papa Francisco hace pocos días recibió a un grupo de niños en roma y les recordó algo que parece que muchos han olvidado; “La navidad no es un cuento de hadas”, les dijo.

El nacimiento de Jesús se ha escrito en páginas de libros, no para ser contado como un simple arrullo para dormir a los niños o adormecer con ternura a los adultos, tampoco se cuenta como un entremés para escuchar villancicos. El nacimiento de Jesús se narra e interpreta con la intensión de que quede escrito en los corazones de aquellos que ven en aquel acontecimiento la mayor esperanza, la de la llegada de nuestro verdadero Salvador.

Pero como si se tratara de una simple historieta, algunos insisten en pasar la página o simplemente arrancarla para dar pié a la parranda y los excesos y si hiciera falta, usarla de pretexto y decir ¡Feliz Navidad! Convirtiendo a la navidad en un “puro cuento”.

Lo bueno es que para el cristiano esta celebración es mucho más que unas zapatillas de cristal o un viaje en barco pirata. Nuestra historia tiene un final feliz, pero no solo para el protagonista, lo tiene para todo aquel que cree.  Porque a diferencia de los cuentos de hadas, la historia de Belén no es obra de la imaginación de un escritor, ES LA OBRA DEL AMOR DEL CREADOR.

¿Estamos a tiempo de hacer que esta fiesta cobre sentido? ¿Cómo lo hacemos?

Feliz Navidad.

 

MAS GRANDES POR DENTRO QUE POR FUERA. Guía para el orden de las experiencias.

mas grandes por dentro que por fueraEn las familias nunca falta uno de los primos o tíos que es muy glotón, ese que en las fiestas se sienta junto a los bocadillos y no para de comer hasta que la mesa queda vacía, es ese que no lo piensa dos veces para levantar la mano cuando la abuela pregunta que si “alguno quiere repetir”. Y nunca falta alguien con la jocosa observación que reza: “¡Vaya! Este es más grande por dentro que por fuera”.

Y tiene razón.  De hecho, todos los que hemos escuchado esa frase, si la reflexionáramos por un momento nos daríamos cuenta que somos mucho más espaciosos vistos desde adentro, no solo por lo que parece que comemos, sino también por la cantidad de ideas, recuerdos, imágenes, pensamientos, alegrías y tristezas que tenemos la capacidad de almacenar.

En muchos casos cargamos con tanta historia que parecemos aquella bodega oscura y empolvada que en muchas películas aparece guardando desde valiosos objetos de museo, hasta nefastos souvenirs intocables.

La pregunta es: ¿Por qué acumulamos tanto?

Si fuera que en la bodega atesoramos todo lo bueno, lo sano, lo útil y lo valioso para echar mano de ello en los momentos en los que queremos recordar la felicidad, está muy bien, pero sé por experiencia propia que eso suele estar en vitrinas selladas, muy bien ubicadas para su correcta exhibición, pero posiblemente cubiertas de polvo al punto que no se ven. Mientras todo lo otro, lo malo, lo dañino, lo inútil y sin valor, suele rodar por el piso y llega a nuestras manos con mucha más facilidad, solo porque está apilado y balanceándose en una vieja tarima justo en la entrada.

Esto pasa porque nos han dicho que debemos aprender de nuestros errores y que son lecciones que no debemos olvidar y para no olvidar lo guardamos todo, bueno más bien, medio abrimos la puerta del bodegón metemos la mano y lo tiramos allí donde sea sin ver, porque queremos deshacernos pronto de ello, pero lo cierto es que así lo guardamos para siempre.

Lastimosamente aprender del pasado, de los malos momentos y del dolor, requiere de un proceso de archivo más elaborado. Sería bueno que pudiéramos levantar con un montacargas la infame tarima donde hemos apilado con tanto descuido todo y dejarla caer a un barranco para no verla más, pero de esta forma nos deshacemos también de las lecciones.

Si me permite, voy basarme en un breve estudio simplificado de técnicas de archivo para ejemplificar el correcto almacenamiento y desecho en ese espacio que todos tenemos muchas veces tan desordenado.

Primero, haga una limpieza general. En medio del excesivo desorden es muy difícil reconocer aquellas cosas que están bien o mal. Pedir perdón o la confesión resultan útiles para desechar de inmediato aquello que de plano sabemos no debe estar allí.

Segundo, separe por asuntos.  No es recomendable que heridas de la niñez salgan constantemente a relucir en situaciones para resolver en la vida adulta. Lo pasado en el estante del pasado y lo de hoy en el de hoy. Tampoco es recomendable que las cajas del trabajo se mezclen con las del hogar y viceversa.

Tercero, lo más pesado y grande va abajo. Apilar de forma inteligente los buenos recuerdos suele darle estabilidad a todo lo que vamos colocando encima día a día, de esta forma sabemos que nada va a quedar medio puesto al punto de poder caer y quebrarse. Recuerde que la familia y la fe son la base más firme.

Cuarto,  revise los archivos de lo malo, seleccione y comprima. Como dijimos anteriormente no se puede ni desechar o guardar todo, por lo que es importante revisar con cuidado poner lo desechable de un lado y las lecciones del otro.  Aquí recomendamos comprimirlo todo porque no es bueno que toda la basura quede expuesta aunque se tire y podría resultar doloroso tener siempre a la vista lecciones de eventos no muy gratos. Un buen lugar para hacer esto es antes de dormir.

Quinto, conserve la llave con cuidado y controle el acceso e inventarios. Es de suma importancia que exista un mínimo de seguridad, no solo para garantizar el orden, sino también porque lo que guarda en este espacio es su vida y no hay nada más valioso. Si usted tiene control de lo que atesora y sabe las cantidades que son manejables, puede prevenir un nuevo colapso de las instalaciones y disfrutar de sus recuerdos y lecciones de manera más efectiva.

Dios quiera podamos sacar un buen rato para hacer una  profunda limpieza de estación y así recibir esta época de fiestas con bastante espacio disponible para nuevas y hermosas experiencias.

Nuestro show vigente es “Revisa tu equipaje” y puedes verlo aquí: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=LMN-Q9uzQoA

VIVIR SIN CULPA, VIVIR MEJOR dato científico

¿SABIAS QUÉ?

Vivir sin culpa vivir mejor

El doctor Frederick Luskin, profesor de la  Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y fundador del Proyecto del perdón de Stanford  (institución que estudia los efectos del perdón en el ser humano)  asegura que librarnos de las culpas nos permite vivir a plenitud y con salud de mente, cuerpo y espíritu. 

Según los estudios del Dr. Luskin (quien también  es autor de la obra  “Perdona para siempre”) cuando una persona se descarga de la culpa de hechos propios y se perdona o perdona a los demás,   eleva su vitalidad, su apetito, sus patrones de sueño  y su energía.   Asegura que todo lo que disminuye la ira, el dolor y la depresión, puede reducir  también la presión arterial y hacer a las personas más optimistas, energéticas y vitales. Continuamos con más de Cristo Para Todos

Nuestro Show Vigente: http://www.youtube.com/watch?v=LMN-Q9uzQoA

“Recordad el pasado con gratitud, vivid el presente con entusiasmo y mirad hacia el futuro con confianza”.

cuantoganas papa

Esta historia tan conocida nos hace muchas veces enternecernos y reflexionar sobre el tiempo que dedicamos a nuestras familias. En muchos casos tocará profundas fibras y recordará quizá momentos de una infancia no muy agradable.

 

Detenernos en el tiempo, sea por lo bueno o por lo malo no permite que nuestra vida evolucione y evolucionar significa no solo que el tiempo pase por nosotros, sino que sugiere el crecimiento y un disfrute consiente sobre los eventos que día a día se nos presentan.

 

El Papa Juan Pablo II en su encíclica “Novo Millenio Inuente” dijo estas palabras: “Recordad el pasado con gratitud, vivid el presente con entusiasmo y mirad hacia el futuro con confianza”.

 

Pasos agigantados podemos dar por encima del reloj si comprendemos este consejo, pues recordar el pasado con gratitud implica que hemos sabido perdonar, que hemos sanado, que recordamos sin dolor y que lo que vivimos fueron grandes lecciones que hoy en día aprovechamos para vivir con entusiasmo, sin rencor y con esperanza en un futuro mejor, que estamos forjando y que ponemos en manos de nuestro Señor.

Si estás leyendo este blog, posiblemente sabes que al Padre que tenemos en común no es necesario comprarle tiempo para que esté con nosotros, pero aun así debemos aceptar que sería más fácil que Él nos compartiera su agenda para saber en qué momento está más disponible, porque según nosotros, en nuestra infinita humanidad, creemos que seguramente estaba ocupado cuando le pedimos aquel regalo, a lo mejor no escuchó cuando le hablamos de aquella enfermedad o quizá no había llegado cuando perdimos aquel ser querido.

 

Lo cierto es que en esos momentos donde hemos reclamado la atención y el tiempo de nuestro Padre celestial, Él ha estado allí, no solo escuchándonos, sino que también abrazándonos y consolándonos, y quizá, si tan solo por un momento hubiésemos puesto más atención, hasta le podríamos haber escuchado la respuesta amorosa que tanto necesitábamos.

 

Lo bueno es que hoy podemos recordar que no necesitamos hacer un gran ahorro, o un viaje extremadamente largo para encontrarnos en los brazos del Padre, que todo el tiempo está allí para nosotros.

 

Si quieres saber sobre el valor del tiempo mira nuestro show vigente aquí: http://www.youtube.com/watch?v=lKDa1ElrNoU&feature=c4-overview&list=UUnJGTwamITcyujCpjVnd8lw

 

Te parece que los años se van más rápido?

¿SABIAS QUÉ LOS AÑOS CADA VEZ SON MÁS CORTOS?Over time

En los tiempos bíblicos los años eran contados al menos de dos maneras diferentes: Primero se consideraba un año desde un evento histórico hasta otro evento similar, o bien un año se contabilizaba desde que comenzaba un reinado hasta algún evento relacionado.

Lo que no ha cambiado es la sensación de que entre más crecemos los años parecen ser más cortos, un estudio de la universidad de Harvard demostró que la percepción del tiempo es equivalente a la edad, de esta manera 1 año para una persona que tiene 100 años de edad equivale a una centésima de tiempo, pero para alguien que tiene solo 10 años, la suma de 365 días equivale a más tiempo en su vida.  Esto sin duda implica que cuanto más pasan los años, cada uno representa una fracción menor en la totalidad de lo vivido, de allí que parece que cada vez los años duran menos.

Si quieres aprender más sobre el valor del tiempo mira nuestro show vigente: http://www.youtube.com/watch?v=lKDa1ElrNoU

 

DIOS NO RESPONDE Y TE DESESPERAS. Quizá no entendiste algo.

callate callate

En el servicio de atención al cliente:

-Aló

-Mire esto es una barbaridad, tengo toda la mañana tratando de comunicarme con ustedes y nadie contesta la llamada.

-Qué extraño señor hemos contestado el teléfono sin ningún problema desde que iniciamos el día, pero cuénteme ¿en qué puedo ayudarle?

-No, espéreme un momento, ¿tras del mal servicio que están dando, además mienten?, no lo voy a tolerar. Ustedes siempre dicen que responden al instante y yo hice como 20 llamadas y siempre timbró más de una vez.

-Lo siento señor, solamente para pasar un reporte, ¿puede indicarme si tomó cuenta de las veces que timbró el teléfono hasta que la llamada fuera cancelada?

-No, mi llamada nunca fue cancelada, porque no más timbraba una segunda vez y yo colgaba… Así fue hasta 20 veces.

-Creo que ese es el problema señor, cuando decimos que contestamos de inmediato nos referimos a que contestamos cuando usted nos llama y no en el primer timbrazo.

Cuantas veces pasa que no queremos ni esperar a que el café esté listo, o deseamos que los segundos pasen rápidamente para que la luz del semáforo se ponga en verde. Somos capaces de desesperar si la fila en el banco es de dos personas y la que está en la ventanilla dura más de lo normal.

Los “twits” y los “Qué estás pensando” son mejores si son más cortos y a veces quisiéramos que los libros de estudio y la misa tuvieran este formato.  Nos han vendido la idea de que si las cosas son concisas podemos aprovechar más el tiempo, pero lo cierto es que entre más rápido pasa todo, aunque consumimos más, aprovechamos menos.

No saber esperar puede convertirse en el atraso más grande, cómo le ocurre al desesperado hombre de la llamada anterior. Gastó 20 llamadas para comprender que “de inmediato” puede interpretarse como ya, ahora u hoy. Su urgencia y su visión particular de la situación le obligaron a no esperar un segundo o tercer timbrazo del teléfono para ser atendido, y tener que gastar toda la mañana averiguando si su inflexibilidad tenía fundamento.

Lo más triste es que con la oración y la relación con Dios puede ser igual, podríamos estar orando cientos de cosas a la vez, unas que sustituyen a otras y no estamos dando el chance de que al menos una sea respondida.

Saber esperar en el Señor es una respuesta por sí sola, que nos fortalece, nos prepara y lo más importante, nos garantiza resultados.

LA FUERZA: En Isaías 40:38 la palabra nos dice que: “Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas. Se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.”

LA PREPARACIÓN: En Romanos 8:28 encontramos: “Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.

LOS RESULTADOS: En Isaías 64:4: Desde la antigüedad no habían escuchado ni puesto atención, ni el ojo había visto a un Dios fuera de Ti, que obrara a favor del que esperaba en Él.

No saber esperar acaba por robarnos más tiempo del que tenemos disponible, nos niega la posibilidad de tener conciencia para pensar, planear y disfrutar de los momentos en los que nos toca hacer más de lo que estamos haciendo.

Y si esperamos en el Señor sabemos con certeza que ya incluso aguardando tenemos respuestas.

El Show “Cállate, cállate y espera en el Señor” está disponible aquí: http://www.youtube.com/watch?v=OWQrQ6UgFOc

La oración trae beneficios a tu salud y tu alma

La oración beneficia tu salud    ¿SABIAS QUE?

Un estudio de la Universidad de Sidney en Australia reveló que las personas que practican la oración o meditación diaria son al menos 10%  más sanas que los demás. Los investigadores determinaron que la tranquilidad y el silencio mental son como un músculo que se ejercita. Culturas milenarias han creído que este estado de calma en el alma, produce un equilibrio entre el mundo interior y exterior que rodea a una persona. Ahora los psicólogos han probado el valor de la práctica del silencio mental y han demostrado que esto ayuda a concentrarse, a arreglar los pensamientos, a resolver mejor los obstáculos diarios y evitar el estrés personal y laboral de una manera muy rápida y eficaz.

Nuestro Show vigente es “Cállate cállate y espera en el Señor” y qué mejor que estar sanos a través de la meditación y la oración. MIRA AQUÍ: http://www.youtube.com/watch?v=OWQrQ6UgFOc

 

 

Fuente: revista ‘Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine’.

Buscando Tu Rostro; ¿SABIAS QUÉ?

sabias que1

Además del Manto sagrado de Turín, que es famoso ya que se cree que su impresión es la del cuerpo de Jesús, existe otra reliquia que revela el rostro y la cabeza de Jesús? Es conocido como el Santo Sudario y se encuentra en Oviedo en la provincia de Asturias en España. El “pañolón santo” como también se le conoce, se cree que es el que según el Evangelio encontró el apóstol S. Pedro junto al apóstol S. Juan al llegar a la tumba vacía de Jesucristo y que recogió junto con la Sábana Santa de Turín. (Jn 20, 6).

Un estudio de 1999 por Mark Guscin, miembro del equipo de investigación polifacética del Centro Español de Sindología, investigó la relación entre el sudario de Oviedo y la Sábana santa de Turín. Basándose en la historia, patología forense, composición sanguínea (de tipo AB, como la de la Sábana), y patrones de las manchas, concluyó que ambas prendas cubrieron la misma cabeza. Continuamos con más de Cristo para Todos.

Disfruta de nuestro show vigente en: http://www.youtube.com/watch?v=pZBBB9gd88I

Fuente: La Sábana Santa y el Santo Sudario: La Coruña, El Arca de Papel, 2001. Y Wikipedia.

Un rostro personalizado, no standard.

???????????????????????????????????????Un rostro personalizado, no standard.

Sabemos que ante los ojos de Dios todos somos iguales, pero será que ¿Dios no distingue entre nosotros? La verdad es que no somos el resultado de una línea de producción standard, el creador ha dispuesto que aunque todos somos sus hijos, tenemos diferencias que frente a su amor nos dan características individuales, especiales y únicas.

El show vigente de Cristo para Todos se llama “Buscando tu rostro” y plantea cómo sería el mundo si viéramos en el rostro de los demás el rostro de Jesús (y no hablamos del rostro de las estampitas que podríamos sacar de un cajón).  Pues bien, aquí es donde el amor toma muchas formas, porque decir que vemos el reflejo de Cristo en los demás requiere de una mezcla de fe y modelado único para cada situación.

Ver el rostro de Jesús en el hermano que se equivoca, en la persona que me daña, en el desconocido y hasta en el conocido que queremos desconocer no es cosa fácil, porque ¿qué hace el sagrado y bello semblante de Dios en esa cara a veces horrible que preferíamos no mirar?

El amor y el perdón son armas poderosas para pasar los tragos más amargos y hasta para poder mirar las cosas más espantosas de nuestro pasado y nuestro presente. Ver en el rostro del otro el reflejo del rostro del padre no es por el mérito de nuestro prójimo, sino por el mérito propio.  El amor y el perdón tienen la gran virtud de reflejarse, pero para hacerlo deben estar allí. Si tu rostro no lleva la imagen del amor y el perdón entonces ¿Cómo podrían reflejarse?

Para poder ver el rostro de Jesús reflejado en los demás, debemos proyectarlo primero en nosotros mismos. Y debe estar allí, mezclado con nuestra vida, nuestros quehaceres y palabras y también con nuestra cara, que aunque muchas veces no es muy bonita, debe saber sonreír y mirar con ternura para personalizar el rostro de Jesús.

Puedes ver el show aquí: http://www.youtube.com/watch?v=pZBBB9gd88I