¿QUIÉNES SON LOS ÁNGELES?

A muchos creyentes el misterio de los ángeles nos llama poderosamente la atención, pero en realidad conocemos muy poco sobre ellos y cómo podemos acercarlos a nuestra vida.

Hace unos días el Papa Francisco nos habló de cómo tratarlos y de cómo mantenerlos cerca y sobre los beneficios que nos trae entablar una relación con ellos. Te dejamos el link de nuestra publicación:

https://www.facebook.com/CristoparaTodosDOT/posts/1415797041875070

 

Pero… ¿Cómo distinguir la presencia, el acompañamiento y el consejo de un ángel? ¿Será que podemos confundirlos con otras voces? Lo primero que debemos es conocer quiénes son y para qué están con nosotros.

San Juan Pablo II en su “Catequesis sobre el Credo” indicó que son seres espirituales y explicó que “los ángeles están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre, pero en grado superior a él, si bien siempre finito, por el límite que es inherente a todas las criaturas. Los ángeles son también seres personales y, en cuanto tales, son también ellos, ‘imagen y semejanza’ de Dios.

El Papa Benedicto XVI por su parte señaló que “los ángeles sirven a Jesús, que es ciertamente superior a ellos, y esta dignidad suya es aquí, en el Evangelio, proclamada de modo claro, aunque discreto” y recordó en varias ocasiones la maravilla de llamar a la propia Virgen María como Reina de los Ángeles.

Dionisio Areopagita, padre de la Iglesia y considerado padre de la teología mística enumera nueve coros de ángeles divididos en tres jerarquías, entre las que se cuentan los Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados, Arcángeles y Ángeles.

San Agustín intentó explicar la diferencia entre lo que son y lo que hacen de la siguiente forma: “El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel”.

Entonces en los Ángeles encontramos amigos que nos cuidan gracias a la consideración de Dios quien los ha creado y puesto a nuestro lado. Ellos comparten nuestras obras, oraciones y adoración al Creador, permanecen a nuestro lado, nos aconsejan y guían en tanto estemos dispuestos a escucharles y a participarles de nuestra vida espiritual.

Procura hoy y todos los días ponerte en contacto con ese amigo.

Agregue un comentario

Name and email are required. Your email address will not be published.