¿EL CIELO ES REAL?

En 2014 se estrenó una película llamada Heaven is for real (El cielo es real) que cuenta la historia basada en la vida de la familia Burpo; un pastor, su esposa, su hija y su hijo, este último, con tan solo cuatro años de edad, durante una operación de emergencia experimenta una revelación inusual del cielo, conociendo a su fallecido bisabuelo, a su hermana no nacida y hasta al mismo Jesús.

Muchos son los casos de personas que cuentan historias sobre visiones del cielo luego de estados en coma, accidentes u operaciones. Por supuesto muchas de esas historias son improbables desde la visión de la ciencia, ciencia misma que ha interpretado que esas experiencias corresponden a momentos críticos por la falta de oxígeno que el cerebro interpreta como visiones. Esta elaborada explicación tampoco es suficiente frente a los arrasadores testimonios y pruebas de los videntes. Sequir leyendo…

FE Y CONSTANCIA EN TIEMPOS DE CAMBIO

“Nada es para siempre” dice la conocida máxima popular que se refiere a nuestra humanidad cambiante y mortal que toca todo lo que de nosotros depende.

Las ideas, los sentimientos, las situaciones, los trabajos, los gobiernos y hasta la vida misma suele cambiar, a veces de un día para otro sorpresivamente y otras veces en procesos medianos o largos que nos dan la oportunidad de prepararnos.  Mucho de lo que conocemos, con el pasar de los años, rara vez permanece igual.

Así que es natural que no nos sintamos tan cómodos con los cambios. El temor a lo nuevo o lo desconocido es un instinto básico de las personas y suelen estar acompañados de experiencias negativas que nos enseñaron sobre desconfianza o dolor. Sequir leyendo…

La receta contra el miedo. Cosas de aviones.

“Un hombre me contó que un día, en uno de sus múltiples viajes por trabajo, ya sentado esperando a que el avión despegara, vio como entró al avión una niña completamente sola, de unos 7 años y se sentó junto a él del lado de la ventana sacando de su pequeño bolso algunos lápices y libros para pintar.

Es normal que algunos niños viajen solos de vez en cuando, pero lo verdaderamente sorprendente era la madura actitud de la pequeña que parecía estar muy habituada a los viajes en avión. Tanto así que cuando comenzó la turbulencia por la fuerte tormenta que había afuera, ella ni se inmutó. Solamente guardó sus lápices, tomó una muñeca y se recostó.

Cuenta el hombre que hubo un momento en donde la turbulencia fue mucho más fuerte, lo que sabemos inicia las oraciones y murmullos de los pasajeros y una inevitable sensación de pánico que hace que la gente se mire entre sí.  Pero la niña seguía sumamente tranquila jugando con su muñeca.

Él, intrigado por esa madurez, esa tranquilidad y esa confianza, no tardó mucho en preguntarle a la niña si no sentía miedo… A lo que ella respondió con total seguridad:

-No, mi padre es el piloto.”

.

.

Entregarle el timón a nuestro Padre Celestial es garantía de seguridad en nuestra ruta.

La receta contra el miedo, sin duda alguna, es saber en quién tenemos puesta nuestra confianza.

Mira nuestro show aquí: https://www.youtube.com/watch?v=BxPVy2bIBkw

Fuente: Historias de dominio público.