¿POR QUÉ LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO ODIA A LAS MUJERES?

Recientemente el Gobierno de Suecia solicitó a una comisión de expertos europeos que investigue  a profundidad el caso de las adopciones del cantante británico Elton John y su pareja del mismo sexo y determinaron que detrás de la aparente modernidad y alegría de ese modelo de familia hay un desafortunado e inmoral negocio que convierte a los infantes en mercancía y a sus madres en mujeres víctimas de explotación y desprecio.

Según el artículo publicado por Actuall el informe dice: “Desde hacía años se sabía que algo en la maternidad de alquiler no estaba bien,  la madre es considerada como la nada, pues ni siquiera tiene el derecho a ser llamada mamá y todo responde a los deseos del comprador”.

En días pasados el multimillonario jugador de fútbol Cristiano Ronaldo mostró la foto de sus dos bebés recientemente adquiridos en una transacción similar. Por supuesto él deportista es parte de una pequeña élite que tiene acceso a este “producto”.  De la madre no sabemos casi nada.

La ecuación para determinar  que la ideología de género agrede mayormente a las mujeres, aunque dolorosa, es muy sencilla de descubrir: Las parejas del mismo sexo no pueden procrear, con la aprobación de leyes la adopción es posible para ellos, las mujeres en estado de vulnerabilidad se convierten en mercancía para poder abastecer el mercado creciente.

Lea también: Imaginar cambiar la naturaleza. Ideología de Género

Sin embargo esta no es la única forma en que la ideología de género ataca a las mujeres.  Dentro de la agenda de género está el mal llamado “derecho a decidir” que impulsa el aborto, asesinato de niñas y niños en estado de gestación y que la mujer debe realizarse de manera desinformada, presionada por organizaciones con gigantescas ganancias económicas y que tiene infinidad de repercusiones negativas  en el cuerpo y la psique de las madres. Se ha demostrado ampliamente que es más dañino para la mujer cometer aborto que tener y dar en adopción al bebé en cualquier caso.

Existen otras maneras en que la ideología de género está en contra de las mujeres. Los recientes progresos en la agenda de la ideología en materia de personas transgénero ha repercutido directamente en la incorporación de hombres en natural y evidente ventaja física en algunos deportes en los que mujeres han salido gravemente heridas, por mencionar un caso podemos citar a Tamikka Brents, luchadora de artes marciales mixtas de Filipinas que resultó con una conmoción cerebral y una lesión ocular grave en su hueso orbital en 2014, mientras era golpeada legalmente por un hombre transgénero llamado Fallon Fox.

Entonces… ¿Por qué las feministas apoyan la ideología de género?

Para entender esto lo primero que hay que desmentir es que la ideología de género es un movimiento social espontáneo o una lucha noble por la defensa de los derechos humanos. Lo cierto es que esta ideología es una estratégica política desestabilizadora de los estados (Engels y Marx) para obtener poder político a través del conflicto, la polarización de las masas y la victimización de sectores de la población vulnerables, minoritarios o resentidos.

Aquí es donde han encontrado lugar las feministas más radicales que han desviado la justa lucha por la equidad entre hombres y mujeres en materia de oportunidades y en su lugar pretenden una hegemonía sexista fundamentada en disparates perceptivos, la demonización del hombre o la constante mortificación por desafortunados eventos históricos y culturales, que en muchísimos casos ya están resueltos.

Por este medio es que la ideología de género ha convertido a algunas mujeres en carne de cañón, mandándolas al frente de marchas bochornosas y emprendimientos confusos, convenciéndolas, sin mayor razón, de sentirse victimizadas, resentidas y en algunos casos casi discapacitadas por su condición de mujer, situación que es falsa e inaceptable.

Estos argumentos estrictamente basados en hechos recientes, entre muchos otros que podríamos mencionar, son la prueba de que la ideología de género odia a todos, pero sobre todo a las mujeres, pues las utiliza y las desecha, las agrede, las invade, las manipula y las invisibiliza de manera sistemática, robándonos la paz y la razón y nublándonos la luz que viene de la maravillosa verdad en la que somos complemento perfecto en la creación.

Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. ¿Qué quiere decir?

Jesús revolucionó al mundo en tan solo 3 años de vida pública, pero no era un revolucionario de boina y discurso exaltado, mucho menos un revoltoso incitador de conflictos y violencia. El hombre de Nazaret debatió la ley de sus días de manera respetuosa, confrontándola con una visión profundamente humanitaria abogando por la justicia y la razón, jamás la irrespetó o la apartó de la realidad de su pueblo. Jesús incluso dijo: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21).

¿Estas palabras quieren decir que Jesús equiparó la voluntad de un gobernante a la voluntad de Dios? ¿Acaso Jesús separó a Dios del Estado para que cada cual opere con total independencia negando el uno al otro? ¿Es correcto usar esta frase del Maestro para silenciar a los creyentes que opinan en la escena pública? Sequir leyendo…

El rostro de Jesús en la Navidad 2016

Difícil es para el cristiano que ha salido de la burbuja comercial de esta época navideña no pensar en los cientos de miles de familias siendo asesinadas y perseguidas en Siria, en los niños asustados y hambrientos de África, en las mujeres que han sido engañadas y retenidas para la explotación sexual en todo el mundo y en los miles de hombres atrapados por la guerra.

Nuestra oración sincera no escapa a la tristeza que causa el enterarnos por los noticieros y redes sociales de la tragedia que viven tantas personas en el mundo en este momento, en el que deberíamos estar festejando el nacimiento de Nuestro Salvador. Sequir leyendo…