DIOS Y LOS DESASTRES NATURALES

En los últimos meses el continente ha sufrido los embates de diferentes fenómenos naturales que se han convertido en verdaderos desastres, cobrando miles de vidas humanas y dejando como saldo miles de millones de dólares en pérdidas. Tres huracanes increíblemente poderosos en el Caribe, dos terremotos en México y en estos últimos días agresivas tormentas arrasando gran parte de Centro América. ¿Acaso Dios no puede hacer nada al respecto? ¿Será que no nos escucha?

Lo primero que tenemos que hacer es repetirnos con total seguridad la frase “Dios es amor”, porque así damos el paso de fe para entender que quién nos ama y nos da la vida, con certeza jamás sería capaz de volver a destruirnos, ni castigarnos con la creación con la que Él mismo nos ha bendecido.

Seguros de esto, ahora vale la pena resaltar que así como infinito es su amor, así de infinita es su fidelidad.  Aquí es donde Dios manifiesta su compromiso con la creación manteniéndose fiel incluso a las leyes naturales que ha dictado para el correcto funcionamiento de nuestra casa común.

Cuando se pierden vidas y se separan familias producto de los desastres naturales Dios sufre con nosotros, así que no nos castiga, en lugar de eso nos acompaña y nos consuela.  Él no ha causado ni permitido el desastre, solamente nos ha dado la libertad de usar el espacio en la tierra con sabiduría o no, con respeto o no.  Y cuando no hemos sido sabios y respetuosos construyendo indiscriminadamente, contaminando y alterando el ecosistema, no es por Su mano que sufrimos.  Él definitivamente respeta su propia creación.

Es claro que si oramos Dios intervendrá, pero los milagros, la frecuencia en que los ejecuta y su destino son su santo y sabio asunto, siendo así que la confianza en su voluntad y sus planes es gran parte del tratar de entender cómo Él nos manifiesta su amor.

Además de orar, debemos ser responsables. La fragilidad de nuestra humanidad nos obliga a ser más rigurosos en la preparación ante las posibles emergencias derivadas del comportamiento humano y su interacción con la naturaleza.  Dios nos ha iluminado con basta sabiduría y experiencia para hacer lo urgente y lo necesario ante posibilidad de un terremoto, un huracán, un tsunami, etc.  Convirtamos ese otro regalo en la posibilidad de salvar inteligentemente nuestra vida y la de los demás sabiendo cómo prevenir.

Dios es amo y señor de todo lo creado y debemos amarle entendiendo que no somos un tablero de ajedrez con el que juega caprichosamente. Él nos respeta dándonos la libertad del albedrío, también respeta las leyes que dispuso para la naturaleza con las que nos enseña, alimenta y cuida abundantemente, si somos conscientes del valor y la delicadeza del regalo que es este nuestro hogar.

¿EL CIELO ES REAL?

En 2014 se estrenó una película llamada Heaven is for real (El cielo es real) que cuenta la historia basada en la vida de la familia Burpo; un pastor, su esposa, su hija y su hijo, este último, con tan solo cuatro años de edad, durante una operación de emergencia experimenta una revelación inusual del cielo, conociendo a su fallecido bisabuelo, a su hermana no nacida y hasta al mismo Jesús.

Muchos son los casos de personas que cuentan historias sobre visiones del cielo luego de estados en coma, accidentes u operaciones. Por supuesto muchas de esas historias son improbables desde la visión de la ciencia, ciencia misma que ha interpretado que esas experiencias corresponden a momentos críticos por la falta de oxígeno que el cerebro interpreta como visiones. Esta elaborada explicación tampoco es suficiente frente a los arrasadores testimonios y pruebas de los videntes. Sequir leyendo…

¿QUIÉNES SON LOS ÁNGELES?

A muchos creyentes el misterio de los ángeles nos llama poderosamente la atención, pero en realidad conocemos muy poco sobre ellos y cómo podemos acercarlos a nuestra vida.

Hace unos días el Papa Francisco nos habló de cómo tratarlos y de cómo mantenerlos cerca y sobre los beneficios que nos trae entablar una relación con ellos. Te dejamos el link de nuestra publicación:

https://www.facebook.com/CristoparaTodosDOT/posts/1415797041875070

 

Pero… ¿Cómo distinguir la presencia, el acompañamiento y el consejo de un ángel? ¿Será que podemos confundirlos con otras voces? Lo primero que debemos es conocer quiénes son y para qué están con nosotros.

San Juan Pablo II en su “Catequesis sobre el Credo” indicó que son seres espirituales y explicó que “los ángeles están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre, pero en grado superior a él, si bien siempre finito, por el límite que es inherente a todas las criaturas. Los ángeles son también seres personales y, en cuanto tales, son también ellos, ‘imagen y semejanza’ de Dios.

El Papa Benedicto XVI por su parte señaló que “los ángeles sirven a Jesús, que es ciertamente superior a ellos, y esta dignidad suya es aquí, en el Evangelio, proclamada de modo claro, aunque discreto” y recordó en varias ocasiones la maravilla de llamar a la propia Virgen María como Reina de los Ángeles.

Dionisio Areopagita, padre de la Iglesia y considerado padre de la teología mística enumera nueve coros de ángeles divididos en tres jerarquías, entre las que se cuentan los Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados, Arcángeles y Ángeles.

San Agustín intentó explicar la diferencia entre lo que son y lo que hacen de la siguiente forma: “El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel”.

Entonces en los Ángeles encontramos amigos que nos cuidan gracias a la consideración de Dios quien los ha creado y puesto a nuestro lado. Ellos comparten nuestras obras, oraciones y adoración al Creador, permanecen a nuestro lado, nos aconsejan y guían en tanto estemos dispuestos a escucharles y a participarles de nuestra vida espiritual.

Procura hoy y todos los días ponerte en contacto con ese amigo.

VENGANZA… ¿Por qué no darle su merecido a: _______?

En la vida hay tantas situaciones que ameritan firmeza en las respuestas que damos que saber cómo reaccionar para defendernos puede volverse abrumador.  El cristiano no tiene nada fácil esta tarea, pues si no está completamente atento y consciente del valor del testimonio, su forma de afrontar los insultos, agravios, golpes o incluso heridas puede convertirse en VENGANZA.

El mundo moderno ha olvidado que el “ojo por ojo” dejó de ser ley y mandato, quién pone la otra mejilla es más débil y tonto que bueno según la nueva moralidad, pero para el creyente es obligatorio y además sensato recibir y esperar, ya que Jesús no titubeó en rediseñar la norma diciendo: habrán oído que fue dicho: “Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, bendigan a los que los maldicen, hagan bien a los que los aborrecen, y oren por los que los ultrajan y los persiguen” Mateo 5:43-44. Sequir leyendo…

CIENCIA CONFIRMA TORRE DE BABEL

ESCUCHA AQUÍ

ESCUCHA AQUÍ

Torre de Babel

¿Sabías que un estudio científico confirma la historia de la torre de babel? El poder de las palabras tiene un origen y este poder no se limita solo a comunicarnos. Como todo lo que conocemos en esta creación el lenguaje también es un don de Dios. Así lo confirma un estudio realizado por el profesor de Biología Evolutiva y experto en lenguaje, Mark Pagel.

Sequir leyendo…

Imaginar cambiar la naturaleza. Ideología de Género.

Imaginar cambiar la naturalezaEn el programa “Machismo y Feminismo” de Cristo para Todos abordamos un tema que parece cada vez más complicado por la enorme cantidad de conceptos que diferentes movimientos sociales han reinterpretado y posicionado en el ideario colectivo.

Para comprender mejor la verdad oculta, si verdad oculta, sobre este tema que va más allá de los conceptos de moda tergiversados sobre igualdad, paridad y hasta falsos derechos fundamentales que persigue una solapada cultura de muerte, tenemos que conocer la raíz de todo que es “La ideología de género”. Sequir leyendo…