SECOS Y RUIDOSOS COMO CARRETAS VIEJAS. Historia corta.

Jimmy tenía miedo de su compañero de escuela, el típico abusador, que aunque nunca le había agredido físicamente le mantenía completamente apabullado con gritos y ademanes agresivos. Es más, todos en la escuela eran víctimas de ese escandaloso proceder, pero nadie se atrevía a decir nada. Un día luego de la escuela, con la cabeza llena de los gritos intimidantes de su compañero, Jimmy llegó a casa y no había nadie, para no sentirse tan solo encendió la radio y en la emisora que su mamá tenía programada escuchó el siguiente fragmento de una historia: Sequir leyendo…

Te han regalado un árbol… ¡Feliz día del Padre!

tree-in-handTe han regalado un árbol. Bueno, de hecho, aún no es un árbol, podríamos decir que apenas es una semilla germinada en una pequeña maceta, pero allí está, tiene todo para ser un gran árbol, solo que contenido y muy pequeño todavía.

Este árbol es un obsequio muy particular, porque puedes disfrutarlo solo si aprendes a contemplar cada etapa de su crecimiento. Si fuera un árbol grande podrías ya tomar sus frutos, o colgar una hamaca y descansar, pero te habrías perdido de lo mejor, mientras con este tienes una invaluable oportunidad, los frutos no se ven del todo y dependen mucho de tu buen cuidado y ciertamente requiere de un largo y arduo trabajo del que aún no podrás descansar.

Como todo regalo después de que te lo han dado puedes elegir abrazarlo, cuidarlo y conservarlo, ya está en tus manos. También puedes despreciarlo o tirarlo, pero ya esta en tus manos, y si ese árbol muere o crece solo y descuidado, porque siempre la vida puede más, es enteramente tu responsabilidad. Sequir leyendo…

¿Cuánto pesa una sola palabra?

descarga

Una tarde durante el invierno de 1999, la familia Johnson estaba reunida con todos sus miembros por primera vez en mucho tiempo. Joel, el hermano menor había dejado sus proyectos de actuación en Nueva York y Martha, la mayor, había conducido desde Miami con sus dos niñas para estar allí.

Samuel Johnson se había mudado a finales de los años 60 a Georgia por razones de trabajo y allí había conocido a Lois, una joven cocinera quien se convertiría en sus esposa y la madre de sus dos hijos. Aquella tarde aunque todos estaban en la misma casa, solo Lois no estaba sentada en la sala comiendo y charlando mientras esperaban alguna noticia. Ella estaba en su habitación recibiendo los resultados que traía el señor López, amigo, vecino y médico de la familia desde hacía 2 décadas.

Sequir leyendo…

La receta contra el miedo. Cosas de aviones.

“Un hombre me contó que un día, en uno de sus múltiples viajes por trabajo, ya sentado esperando a que el avión despegara, vio como entró al avión una niña completamente sola, de unos 7 años y se sentó junto a él del lado de la ventana sacando de su pequeño bolso algunos lápices y libros para pintar.

Es normal que algunos niños viajen solos de vez en cuando, pero lo verdaderamente sorprendente era la madura actitud de la pequeña que parecía estar muy habituada a los viajes en avión. Tanto así que cuando comenzó la turbulencia por la fuerte tormenta que había afuera, ella ni se inmutó. Solamente guardó sus lápices, tomó una muñeca y se recostó.

Cuenta el hombre que hubo un momento en donde la turbulencia fue mucho más fuerte, lo que sabemos inicia las oraciones y murmullos de los pasajeros y una inevitable sensación de pánico que hace que la gente se mire entre sí.  Pero la niña seguía sumamente tranquila jugando con su muñeca.

Él, intrigado por esa madurez, esa tranquilidad y esa confianza, no tardó mucho en preguntarle a la niña si no sentía miedo… A lo que ella respondió con total seguridad:

-No, mi padre es el piloto.”

.

.

Entregarle el timón a nuestro Padre Celestial es garantía de seguridad en nuestra ruta.

La receta contra el miedo, sin duda alguna, es saber en quién tenemos puesta nuestra confianza.

Mira nuestro show aquí: https://www.youtube.com/watch?v=BxPVy2bIBkw

Fuente: Historias de dominio público.