¿Por qué los doctores no recetan la oración como lo hacen con las píldoras?

A photo by freestocks.org. unsplash.com/photos/nss2eRzQwgw¿Tiene depresión? ¿Sufre de jaquecas? ¿Le duele la espalda? ¿Padece de alguna adicción? ¿Es inseguro? ¿Ya vio al doctor?… ¿Qué le recetó?

Un estudio científico publicado por Newsmax Health sobre los beneficios científicos de la oración, revela que el tiempo de intercambio con Dios afecta positivamente y altera realmente cuatro áreas distintas del cerebro humano: el lóbulo frontal, la corteza cingulada anterior, el lóbulo parietal, y el sistema límbico. Así, la oración y la meditación tienen efectos que pueden ayudar a prevenir la pérdida de memoria, el deterioro mental, e incluso la demencia o el Alzheimer.

Recientemente Infovaticana informó sobre otro estudio científico realizado por la Universidad Harvard que afirma que “quienes asisten a servicios religiosos, al menos una vez a la semana, tienen menos riesgo de suicidio, comparados con quienes no asisten a ellos o lo hacen con una frecuencia distanciada en el tiempo”. Sequir leyendo…