¿Quiere ver un espejismo? mire su agenda. EL VALOR DEL TIEMPO.

El autor estadounidense Henry David Thoreau escribió; “No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad”. Una frase que remarca el valor de cada momento por más pequeño o insignificante que nos parezca y la trascendencia que tendrá cuando sumemos el total de nuestra vida e incluso la factura acumulada para el más allá.

Andar por allí desperdiciando horas puede ser un vicio o una enfermedad terminal, quién mata el tiempo es un asesino, o más bien, un suicida, pues deja en una pausa incontrolable su presente y su futuro. Así que posponer, dejar para mañana, hacer o decir más tarde, son señales de abandono de la realidad. Sequir leyendo…

¿Busca un buen trabajador o jefe? Busque a un buen creyente

photo-1466699441713-4cb2ef1125f1Algunos patrones y empleados se quejan de que construir relaciones sanas en un ambiente laboral es cada vez más difícil. También aseguran que es complicado confiar en las personas, en su honestidad y en sus intenciones de propiciar y mantener beneficios para las empresas, que sobre todo pongan a los equipos de trabajo por encima de las conveniencias y egoísmos personales que destruyen y retrasan procesos que les favorecen a todos por igual.  En resumen; que sepan que si todos ganan… todos estarán bien.

¿Qué buscamos entonces en un buen compañero de trabajo? A parte de conocimiento y experiencia para realizar una labor específica, para las buenas empresas suelen ser más importantes atributos personales como la fidelidad, el respeto por las jerarquías laborales, la vocación de servir con excelencia y la sinceridad, entre otras.

Entonces, un BUEN CREYENTE es el mejor empleado, compañero o patrono que puedes tener o ser. Sequir leyendo…