¿QUIÉNES SON LOS ÁNGELES?

A muchos creyentes el misterio de los ángeles nos llama poderosamente la atención, pero en realidad conocemos muy poco sobre ellos y cómo podemos acercarlos a nuestra vida.

Hace unos días el Papa Francisco nos habló de cómo tratarlos y de cómo mantenerlos cerca y sobre los beneficios que nos trae entablar una relación con ellos. Te dejamos el link de nuestra publicación:

https://www.facebook.com/CristoparaTodosDOT/posts/1415797041875070

 

Pero… ¿Cómo distinguir la presencia, el acompañamiento y el consejo de un ángel? ¿Será que podemos confundirlos con otras voces? Lo primero que debemos es conocer quiénes son y para qué están con nosotros.

San Juan Pablo II en su “Catequesis sobre el Credo” indicó que son seres espirituales y explicó que “los ángeles están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre, pero en grado superior a él, si bien siempre finito, por el límite que es inherente a todas las criaturas. Los ángeles son también seres personales y, en cuanto tales, son también ellos, ‘imagen y semejanza’ de Dios.

El Papa Benedicto XVI por su parte señaló que “los ángeles sirven a Jesús, que es ciertamente superior a ellos, y esta dignidad suya es aquí, en el Evangelio, proclamada de modo claro, aunque discreto” y recordó en varias ocasiones la maravilla de llamar a la propia Virgen María como Reina de los Ángeles.

Dionisio Areopagita, padre de la Iglesia y considerado padre de la teología mística enumera nueve coros de ángeles divididos en tres jerarquías, entre las que se cuentan los Serafines, Querubines, Tronos, Dominaciones, Virtudes, Potestades, Principados, Arcángeles y Ángeles.

San Agustín intentó explicar la diferencia entre lo que son y lo que hacen de la siguiente forma: “El nombre de ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré que es un ángel”.

Entonces en los Ángeles encontramos amigos que nos cuidan gracias a la consideración de Dios quien los ha creado y puesto a nuestro lado. Ellos comparten nuestras obras, oraciones y adoración al Creador, permanecen a nuestro lado, nos aconsejan y guían en tanto estemos dispuestos a escucharles y a participarles de nuestra vida espiritual.

Procura hoy y todos los días ponerte en contacto con ese amigo.

LA FUENTE DE LA SABIDURÍA. Estudio científico y pasos para obtenerla.

sabiduriaLa humanidad ha intentado, desde el principio y por todos los medios, la manera de descubrir la fuente de la sabiduría. Conocemos interpretaciones paganas del Génesis que aseguran que la fruta del árbol prohibido era el equivalente al fuego que otorga Prometeo a los hombres en la mitología.

En otras culturas se reverencia la sabiduría de los ancianos y los maestros, partiendo de la premisa de que el tiempo y la experiencia son los encargados de otorgar esta cualidad tan útil para quienes quieren hacer el bien y para los que quieren traducirla en poder para hacer el mal. Así, el dicho popular adquiere mucho sentido cuando dice: “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

Sequir leyendo…