Comienza a perdonar al 2017 para un mejor 2018: El método de “La casa limpia”

Cada ciclo pasa dejando tras de sí todo tipo de regalos y cicatrices. Las enseñanzas, las sonrisas, las lágrimas, los desafíos completados y sin completar, las personas que nos dejan y las que llegan para quedarse o tan solo por un momento. El trabajo nuevo o el que se acabó, la salud y las enfermedades, los errores y los aciertos… Todo constituye la experiencia de un año que podría acabar ligero el 31 de diciembre a media noche o continuar como un pesado lastre de culpas y rencores que arrastraremos sobre los sanos e inocentes años venideros.

¿A 2017 lo dejas ir en paz? Sequir leyendo…

ATRACTIVO ESPIRITUAL: Oro que si brilla.

Constantemente hablamos de los atributos físicos o las pertenencias de otras personas, sobre todo de quienes son famosos o infames.  Esto quiere decir que nos llama poderosamente la atención lo que otros tienen o han conseguido, incluso lo que la naturaleza les ha dado y que no necesariamente nos pone en una situación de envidia o desventaja.

Un cuerpo hermoso, una personalidad magnética, una casa espectacular o un trabajo formidable son realmente atrayentes y sinceramente son cosas que todos quisiéramos tener o lograr.  Los más sanos intentarán ver esto en las manos de otras personas como una motivación para cambiar de forma positiva e intentarán triunfar, mientras que los más negativos despertarán la ambición y la envidia y quizá lo único que logren sea amargura y frustración.

Cómo nos vemos y lo que tenemos son aspectos superficiales, eso todos lo sabemos. Sin embargo los medios de comunicación y la moda se han encargado de darle relevancia, de manera que cuando hablamos de atractivo nos limitamos únicamente a estos aspectos. Sequir leyendo…

FE ANTE LA ENFERMEDAD. Oración infalible para la sanación de todos.

A photo by Lukas Budimaier. unsplash.com/photos/6cY-FvMlmkQ

FE ANTE LA ENFERMEDAD

Oración infalible para la sanación de todos.

La adversidad de la enfermedad propia o de un ser querido es, sin ninguna duda, de las pruebas más angustiantes y difíciles que enfrentamos en la vida. Pero el Señor que es bueno en todo y nos ha dejado guía para todo, no olvidó mostrar en las Santas Escrituras las palabras precisas para la oración por la salud que tanto anhelamos.

Las dos hermanas mandaron a decir a Jesús: «Señor, el que tú amas está enfermo.» Al oírlo Jesús, dijo: «Esta enfermedad no terminará en muerte, sino que es para gloria de Dios, y el Hijo del Hombre será glorificado por ella.»

Juan capítulo 11, versículo 3. Sequir leyendo…