SECOS Y RUIDOSOS COMO CARRETAS VIEJAS. Historia corta.

Jimmy tenía miedo de su compañero de escuela, el típico abusador, que aunque nunca le había agredido físicamente le mantenía completamente apabullado con gritos y ademanes agresivos. Es más, todos en la escuela eran víctimas de ese escandaloso proceder, pero nadie se atrevía a decir nada. Un día luego de la escuela, con la cabeza llena de los gritos intimidantes de su compañero, Jimmy llegó a casa y no había nadie, para no sentirse tan solo encendió la radio y en la emisora que su mamá tenía programada escuchó el siguiente fragmento de una historia: Sequir leyendo…

¿Por qué los cristianos no adoptan más?

dreamstime_l_98314Nuestro show “Los hijos del corazón” ha provocado controversia, pues se plantea derribar los mitos comunes que hay en cuanto a la adopción. Mitos que muchas veces son solo opiniones a modo de consejo en negativo para aquellos que contemplan la posibilidad de tener los hijos que en la mayoría de casos no han podido tener.

¿La adopción es solo para quienes no pueden tener hijos?

Rotundamente NO. Esta respuesta la sabemos de sobra. La adopción es un acto de amor filial que no se limita solo a nuestra sangre, a la continuidad de nuestro apellido, a tener a quien dejar una propiedad o a suplir la necesidad de que nos digan papá o mamá solo para ver que se siente. O peor aún, por cumplir con el rigor de tenerlo todo, solo porque se puede.

Entonces… ¿Por qué los cristianos no adoptan más?

Sequir leyendo…