CUARESMA: ¿Es sentarse a esperar Semana Santa?

La Cuaresma es tiempo de conversión y reflexión, estos conceptos permiten que muchos católicos confundan este tiempo litúrgico con 40 días aburridos de espera y tedio mientras solamente filosofamos sobre lo que hemos hecho mal.

El Papa Francisco el año pasado recomendó que aprovecháramos la Cuaresma como un tiempo activo para que no sea un momento vacío y nos aconsejó poner en práctica las obras de misericordia espirituales y corporales para poner en acción el alma y el cuerpo en beneficio propio y del prójimo. Así que hoy vamos a aprovechar para repasarlas:

Las primeras son las obras espirituales:

Aconseja

Enseña

Corrige

Consuela

Perdona

Rezar por las almas

Soportar con paciencia al hermano

Luego están las obras corporales:

Dar de comer al hambriento

Dar de beber al que tiene sed

Vestir al desnudo

Acoger al forastero

Acompañar a los enfermos

Visitar a los presos

Enterrar a los muertos

Su Santidad ha dicho: «La misericordia de Dios transforma el corazón del hombre haciéndole experimentar un amor fiel y lo hace a su vez capaz de misericordia. Es siempre un milagro el que la misericordia divina se irradie en la vida de cada uno de nosotros, impulsándonos a amar al prójimo»

Por eso no pierdas este valioso tiempo esperando el menú de Semana Santa. Activa la misión de llevar a este Cristo que es Para Todos.

La Crucifixión es algo del pasado?

Madre mía y Señora míaUna madre arrodillada por la ley injusta, frente a la cruz de su hijo, quién ha sido sacrificado por el egoísmo de quienes le han juzgado incluso antes de nacer.

Nos parece brutal el castigo que recibió Jesús en aquellos tiempos salvajes donde la radical pena de muerte venía acompañada de tortura y humillación finita solo con el último suspiro de quien era condenado.

El pueblo decidía, solo en parte, el destino y la sentencia de un malhechor comprobado, de un hereje, de un enemigo del poder o de un simple desubicado de pensamiento o rostro diferente.  Bastaba muy poco para merecer el máximo flagelo.  Los otros poderes sociales, para no crear conflicto simplemente no intervenían y daban la espalda, aunque esto significara estirar al máximo la coherencia de lo que predicaban, incluso, muchas veces, alentaban estos linchamientos públicos y cooperaban si esto le servía a su causa, resultando igual mantener su lugar por respeto o por temor.

Pero eso es algo del pasado… ¿o no? read more

AYUNO Y ABSTINENCIA: UN ASUNTO PERSONAL

Close-up portrait of beautiful brunette with green eye shadow ma

En el tiempo de cuaresma uno de los signos más importantes para el crecimiento espiritual que propone la Iglesia es el del ayuno y la abstinencia como parte de la obligación de los días penitenciales (Canon 1249) .

El sentido del ayuno y las abstinencias es el de tomar control de nuestros impulsos y deseos, descubrir el equilibrio en la integralidad de la vida.  No todo es placer.  Cuando logramos desprendernos del consumismo y la banalidad de los placeres carnales damos espacio a una relación más espiritual con nuestro cuerpo y aplacamos los instintos que nos diluyen con el entorno, abriendo espacio para la conversión.  La conversión es lo que busca este tiempo litúrgico de la cuaresma.

Evitar comer carne los viernes, o sacrificar algunos mangares o placeres regulares, se convierte en poca cosa cuando lo que ofrecemos cómo sacrificio, lo comparamos al enorme e inigualable sacrificio que hizo Jesús por nosotros en la cruz. Sequir leyendo…