Tus jóvenes con objetivos: 3 consejos desde la fe

Ayuda a tus hijos adolescentes a encontrar un camino.

En nuestra experiencia dentro de la Iglesia compartiendo con muchísimos jóvenes durante su adolescencia, hemos podido detectar que entre sus muchas preocupaciones sobre la vida destacan la incertidumbre sobre qué será de ellos en el futuro y su inquietud por sentirse acompañados y aceptados.

Ya varios estudios científicos han corroborado estas impresiones, Sequir leyendo…

¿Buscas la FELICIDAD? Encuentra la VERDAD

Cuando salimos a buscar la felicidad somos capaces de recorrer el mundo, de levantar las piedras más pesadas para mirar si está allí debajo, de explorar toda clase de ideas y personas con el afán de conseguir el definitivo y permanente estado de satisfacción que los finales de Hollywood y las sonrisas en los comerciales de TV llenos de aparatos y lujos nos dicen que existe y que es posible. Sequir leyendo…

¿Quiere ver un espejismo? mire su agenda. EL VALOR DEL TIEMPO.

El autor estadounidense Henry David Thoreau escribió; “No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad”. Una frase que remarca el valor de cada momento por más pequeño o insignificante que nos parezca y la trascendencia que tendrá cuando sumemos el total de nuestra vida e incluso la factura acumulada para el más allá.

Andar por allí desperdiciando horas puede ser un vicio o una enfermedad terminal, quién mata el tiempo es un asesino, o más bien, un suicida, pues deja en una pausa incontrolable su presente y su futuro. Así que posponer, dejar para mañana, hacer o decir más tarde, son señales de abandono de la realidad. Sequir leyendo…

Presión y Apuros: DEFINE TUS PRIORIDADES ANTES DE QUE SEA TARDE.

Presión y apuro. Dos palabras que pueden resumir el diario vivir de millones de personas en las grandes ciudades y tristemente también en las pequeñas.  El estrés se ha propagado como un virus gracias al consumismo desmedido que caracteriza a nuestra generación. Por eso esta breve historia podría servirte para hacer una pausa en tus múltiples tareas y metas, bajar un poco la velocidad y las expectativas, situación que también podría salvarte la vida.

La mañana del 16 de diciembre de 2015 Joshua Robinson de 42 años, un alto gerente de tecnología, se había levantado con una sola cosa en su mente; cerrar el trato por el que había trabajado todo el año.  Su premio sería no solo convertirse en socio de su empresa, sino que obtendría una jugosa comisión y el aumento que le permitiría por fin conseguir su sueño de tener una gran casa, un lujoso auto y poder viajar con su esposa y sus dos niños a donde quisieran todo el tiempo. Su vida cambiaría esa misma mañana. Sequir leyendo…

¿QUIÉN ES FIEL? ¿TU? ¿TU PAREJA? ¿TU AMIGO? ¿TU DIOS?

shire-0026-2Hemos escuchado muchas veces la frase “Dios es Fiel”, pero poco ahondamos en esta característica de amor del Padre y reducimos estas palabras a un estribillo de canción de alabanza o un dicho de consuelo que repetimos en automático para quedar bien con alguien.

Fidelidad es una palabra casi mitológica en nuestra época. En los negocios es algo prácticamente inútil o ridículo, la fidelidad en los matrimonios parece cada vez más frágil y escasa, sobre todo cuando vemos los altos porcentajes de divorcios. Y si hablamos de fidelidad en la amistad es algo que parece que no calza, porque ¿quién en realidad considera la fidelidad para sus amigos? Es más… ¿cómo se le es fiel a un amigo? ¿No teniendo otros amigos?. Sequir leyendo…

¿Busca un buen trabajador o jefe? Busque a un buen creyente

photo-1466699441713-4cb2ef1125f1Algunos patrones y empleados se quejan de que construir relaciones sanas en un ambiente laboral es cada vez más difícil. También aseguran que es complicado confiar en las personas, en su honestidad y en sus intenciones de propiciar y mantener beneficios para las empresas, que sobre todo pongan a los equipos de trabajo por encima de las conveniencias y egoísmos personales que destruyen y retrasan procesos que les favorecen a todos por igual.  En resumen; que sepan que si todos ganan… todos estarán bien.

¿Qué buscamos entonces en un buen compañero de trabajo? A parte de conocimiento y experiencia para realizar una labor específica, para las buenas empresas suelen ser más importantes atributos personales como la fidelidad, el respeto por las jerarquías laborales, la vocación de servir con excelencia y la sinceridad, entre otras.

Entonces, un BUEN CREYENTE es el mejor empleado, compañero o patrono que puedes tener o ser. Sequir leyendo…

Los amigos vienen de Dios.

photo-1453175324447-6864b23ecf23

El Papa Francisco ha dicho estas palabras en un programa de radio conducido por un amigo suyo:

La amistad tiene también un contenido espiritual. Creo que Dios está especialmente interesado en esa genuina amistad. Creo que en una amistad, o como la que nosotros tenemos, Dios está preocupado, interesado y ocupado en mantener esa amistad.

Como bien lo indica el Papa, Dios interviene en la amistad entre sus hijos. A Dios le interesa y se ocupa en propiciar espacios, intereses y experiencias que le agraden a los tres.

Entonces ¿Por qué hay amistades que no convienen? Sequir leyendo…

El poder de las palabras en el cerebro. Estudio científico.

brain¿SABIAS QUÉ?

Un estudio científico publicado por Newsmax Health sobre los beneficios científicos de la oración, revela que la oración cambia realmente cuatro áreas distintas del cerebro humano: el lóbulo frontal, la corteza cingulada anterior, el lóbulo parietal, y el sistema límbico. Teniendo efectos que pueden ayudar a prevenir la pérdida de memoria, el deterioro mental, e incluso la demencia o el Alzheimer.

Sequir leyendo…

DIOS NO RESPONDE Y TE DESESPERAS. Quizá no entendiste algo.

callate callate

En el servicio de atención al cliente:

-Aló

-Mire esto es una barbaridad, tengo toda la mañana tratando de comunicarme con ustedes y nadie contesta la llamada.

-Qué extraño señor hemos contestado el teléfono sin ningún problema desde que iniciamos el día, pero cuénteme ¿en qué puedo ayudarle?

-No, espéreme un momento, ¿tras del mal servicio que están dando, además mienten?, no lo voy a tolerar. Ustedes siempre dicen que responden al instante y yo hice como 20 llamadas y siempre timbró más de una vez.

-Lo siento señor, solamente para pasar un reporte, ¿puede indicarme si tomó cuenta de las veces que timbró el teléfono hasta que la llamada fuera cancelada?

-No, mi llamada nunca fue cancelada, porque no más timbraba una segunda vez y yo colgaba… Así fue hasta 20 veces.

-Creo que ese es el problema señor, cuando decimos que contestamos de inmediato nos referimos a que contestamos cuando usted nos llama y no en el primer timbrazo.

Cuantas veces pasa que no queremos ni esperar a que el café esté listo, o deseamos que los segundos pasen rápidamente para que la luz del semáforo se ponga en verde. Somos capaces de desesperar si la fila en el banco es de dos personas y la que está en la ventanilla dura más de lo normal.

Los “twits” y los “Qué estás pensando” son mejores si son más cortos y a veces quisiéramos que los libros de estudio y la misa tuvieran este formato.  Nos han vendido la idea de que si las cosas son concisas podemos aprovechar más el tiempo, pero lo cierto es que entre más rápido pasa todo, aunque consumimos más, aprovechamos menos.

No saber esperar puede convertirse en el atraso más grande, cómo le ocurre al desesperado hombre de la llamada anterior. Gastó 20 llamadas para comprender que “de inmediato” puede interpretarse como ya, ahora u hoy. Su urgencia y su visión particular de la situación le obligaron a no esperar un segundo o tercer timbrazo del teléfono para ser atendido, y tener que gastar toda la mañana averiguando si su inflexibilidad tenía fundamento.

Lo más triste es que con la oración y la relación con Dios puede ser igual, podríamos estar orando cientos de cosas a la vez, unas que sustituyen a otras y no estamos dando el chance de que al menos una sea respondida.

Saber esperar en el Señor es una respuesta por sí sola, que nos fortalece, nos prepara y lo más importante, nos garantiza resultados.

LA FUERZA: En Isaías 40:38 la palabra nos dice que: “Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas. Se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán.”

LA PREPARACIÓN: En Romanos 8:28 encontramos: “Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito.

LOS RESULTADOS: En Isaías 64:4: Desde la antigüedad no habían escuchado ni puesto atención, ni el ojo había visto a un Dios fuera de Ti, que obrara a favor del que esperaba en Él.

No saber esperar acaba por robarnos más tiempo del que tenemos disponible, nos niega la posibilidad de tener conciencia para pensar, planear y disfrutar de los momentos en los que nos toca hacer más de lo que estamos haciendo.

Y si esperamos en el Señor sabemos con certeza que ya incluso aguardando tenemos respuestas.

El Show “Cállate, cállate y espera en el Señor” está disponible aquí: http://www.youtube.com/watch?v=OWQrQ6UgFOc