ÚLTIMA HORA: EXISTEN CIELO, INFIERNO Y PURGATORIO. Confirmación de vida después de la muerte.

Juicio Final, Capilla Sixtina

Durante las últimas semanas medios de comunicación de todo el planeta han reproducido la falaz noticia publicada por un diario de izquierda italiano que aseguró que el Papa Francisco dijo que el infierno no existe. Por supuesto estas declaraciones son una interpretación del director del medio, según lo aclara el Vaticano, que de paso ha desmentido las publicaciones reafirmando que el Santo Padre continuamente se apega a la doctrina de la Iglesia dando catequesis en cuanto a la existencia del cielo, el infierno, el demonio y el purgatorio.

La constante difusión de noticias falsas que pretenden reducir la existencia del ser humano a un limitado, efímero y accidental paso por una vida terrenal sin trascendencia, son una acción clara para robar la esperanza y lograr que se relativicen todas las situaciones en función del placer, el materialismo y la muerte.

Por ejemplo, mientras que para la cultura relativista satanás es un personaje de ficción que refleja los arquetipos morales negativos ya pasados de moda y que limitan la verdadera libertad racional del individuo entendido como su propio creador, para el pontífice, el diablo “es el padre de la mentira, él crea mentiras, es un embaucador. Te hace creer que si comes de esta manzana serás como Dios. Te la vende así y tú la compras y al final te engaña, te arruina la vida”, según ha dicho.

Lo cierto es que la promesa de Dios en cuanto a la vida eterna es muy favorable, pues como lo indica la escritura en Juan capítulo 14; del 1 al 4, Jesús afirma que hay un cielo y que Él mismo nos acompaña:  “No se turben; crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. De no ser así, no les habría dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de ir y prepararles un lugar, volveré para tomarlos conmigo, para que donde yo esté, estén también ustedes. Para ir a donde yo voy, ustedes ya conocen el camino.”

En cuanto al purgatorio San Juan Pablo II, dijo que en realidad existe, pero que no es “un lugar” o “una prolongación de la situación terrenal” después de la muerte, sino “el camino hacia la plenitud a través de una purificación completa”. El Papa Wojtyla también aseguró durante su pontificado que tanto el paraíso como el infierno no son lugares físicos, sino estados del espíritu.

Así que la palabra, la doctrina y la revelación son consistentes hasta el día de hoy en la enseñanza de una existencia más allá de la que se comprende en este momento y lugar.

No te pierdas nuestro show “Vivir el buen morir” donde aprendemos sobre cómo prepararnos para la propia pascua y la de nuestros seres queridos desde una visión de fe.

 

 

Agregue un comentario

Name and email are required. Your email address will not be published.