PECADORES ANÓNIMOS

El pecado es definido como “una transgresión de la ley de Dios y el rechazo del verdadero bien del hombre”.  Pocas veces entendemos que nuestro pecado destruye el corazón de un Padre que nos ama.

Día con día luchamos contra la tentación y hay que reconocerlo… algunas veces es más fácil que otras, y si nos esforzamos es porque sabemos que el pecado no me hace bien ni a mi prójimo ni a mí, ¿cómo es entonces que no puedo dejar de pecar?, ¿Por qué caigo constantemente? ¿Será acaso que para mí pecar es como un vicio?

En el episodio vigente de Cristo para todos hablamos de esos momentos en los que dejar de pecar parece imposible aún y cuando estamos conscientes del mal que hacemos y trataremos de restaurarnos con los 10 pasos de los “Pecadores anónimos” que proponemos:

1. Reconocer personalmente que tenemos un problema con pecados que no podemos dejar de cometer.

2. Aceptar que hemos estado indefensos ante esos pecados y que no tenemos el control.

3. Descubrir que tenemos una enfermedad que nos afecta espiritualmente y físicamente, que nos daña y daña a nuestros seres queridos.

4. Confesar nuestra situación.

5. Ponemos todo nuestro empeño en tratar de reparar el mal que hemos hecho, asumiendo nuestras responsabilidades.

6. Confiamos toda nuestra fuerza en Dios, nos ponemos en sus manos y no pecamos más.

El creyente que quiere sobreponerse al pecado debe comprometerse en cuerpo y alma, teniendo una idea clara de todo lo que implica la transgresión a Dios y al prójimo. Sabemos que el precio del pecado es la muerte, que pecar roba la paz del corazón y que afecta física y emocionalmente. El pecado entonces, es como una enfermedad terminal para el  espíritu que debilita y mata la vida.

Pero como hemos descubierto, con esta analogía de organizaciones de restauración como Alcohólicos Anónimos, los cristianos que están en constante pecado pueden seguir una guía para su restauración, los 6 pasos de pecadores anónimos que hemos propuesto te pueden ayudar.  Pasos que parecen simples, pero que requieren de una enorme voluntad que debe acompañarse de la aceptación de que tenemos un Padre amoroso que nos ama, que se preocupa y llora con nosotros y que nos perdona con misericordia, si en verdad estamos arrepentidos, para hacer de nosotros una obra nueva.????????????????????????????????????????

¡NO ME HAGAS VOLVER!

??????????????????????????????????????

Por: Mateo Greeley

Mi esposa es increíble.  Acaba de sorprenderme con una “mini vacation”.  Llamó a mi madre para cuidar a nuestros hijos y me llevó a un lugar hermoso al lado del Río Delaware para tomar un poco de vino, caminar por el bosque, sentarnos al lado de una fogata y tener “tiempo de calidad” para los dos. 

Me reanimó y recargó las pilas verdaderamente. Y me quería quedar ahí, aunque extrañara a mis hijos y supiera que tenía cosas por hacer… tuvimos momentos hermosos al lado de ese río.

¿Por qué nos cuesta tanto bajar del monte? Eso me desafía personalmente. Debo bajar con ánimo y ganas de compartir lo que conocí en ese monte. Pero es más común el hecho que bajo sabiendo que perderé ese sentido de paz, tranquilidad y serenidad.

Quizás debo abrir mis ojos y mi corazón a reconocer los tantos momentos que tengo a diario que me pueden recargar y anima, esos en que Dios se hace visible. Ciertamente reconozco a Dios en mi querida esposa no solo cuando me regala momentos así.  Ella me revela el amor de Dios CADA DIA, pero muchas veces me hago el ciego, creo.

Tal vez todos podríamos hacer eso un poco más; abrir los ojos y corazones.

¿Y vos? ¿Cuál ha sido uno de montes de transfiguración? ¡Cuéntanos pues!

 

 

Mira nuestro show vigente: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=C_PnMiuYqQo

Subir al Monte de la Transfiguración…

???????????????????????????????????????

Por: Matthew Greeley

Mis hijos son increíbles.  Sophia tiene 3 años y Emmett tiene 6.  Emmett es muy listo, pero a menudo estos días, usa su inteligencia para molestar a Sophia.  Nos tiene en alerta alta cada día para evitar, arreglar, o regañarle. Pero entre la molestia y gritos (casi todos de Sophia), tienen momentos hermosos. Emmett le lee a Sophia. Juegan chévere con sus imaginaciones, cantan juntos, bailan juntos…y también hasta comparten sus juguetes a veces… ¡A veces! Estos son momentos de transfiguración para ellos, pero más para mí.

Ellos ni se dan cuenta del monte en esos momentos…pero yo sí. Gracias a Dios, nuestra vida no es plana.  Hay “montes” por todos lados, oportunidades para ver al mundo transfigurado y ser transfigurados nosotros mismos en Cristo. Subimos y bajamos al monte como una familia.

¿Cómo ves tú al transfigurado en tu vida? ¿Cómo te dejas transfigurar también?

Mira nuestro show vigente: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=C_PnMiuYqQo

LA PEOR OFICINA “Respeto en las relaciones humanas”

http://www.dreamstime.com/-image6695172

Cuenta la leyenda que en la peor oficina del mundo ocurren situaciones inimaginables.  Almuerzos desaparecen de la nevera antes de ser comidos por sus dueños, bromas pesadas entre compañeros son cosa de todos los días, el jefe le grita al subalterno y este a sus empleados, los insultos viajan a la velocidad de la luz entre los escritorios y de vez en cuando a la salida se arma una que otra bronca en el parqueo y todos los que antes solían ser amigos, ahora son terribles contrincantes.  Ese sin duda es el peor lugar de trabajo, sin embargo sabemos que algo de eso existe en casi todos lados.

Lo cierto es que la confianza mal dirigida y en exceso puede terminar en grandes faltas de respeto. Nuestro show vigente se llama “Respeto en las relaciones humanas” (http://www.youtube.com/watch?v=CtD3k8fiOwM)  por eso te dejamos estos consejos para mantener el respeto en tu lugar de trabajo.

  • El orden y el aseo son importantes, donde hay orden está Dios.
  • Hablar en tono de voz moderado, evitando el gritar, reírse desaforadamente, evitar generar discusiones y no exponer situaciones personales por teléfono o en espacios comunes.
  • No invadir el espacio de trabajo de los demás.
  • No a enviar correos basura, imágenes o videos pornográficos, bromas estúpidas utilizando además vocabulario soez a los compañeros dentro o fuera de la oficina.
  • No es correcto tratar de convertir a otros a sus creencias políticas o religiosas.
  • No llegues tarde a las reuniones de oficina
  • No use tonos estridentes de timbrado en su teléfono de oficina o en su celular personal
  • No tome el crédito por trabajo de otros.
  • No comprometa a sus compañeros pidiéndoles que mientan por usted.
  • Insultos y ofensas por tareas mal ejecutadas son falta de respeto, no es aceptable “echar la culpa” a otros por nuestras fallas.
  • Tomar objetos del escritorio o gavetas del compañero sin autorización
  • Jamás le pida a un subalterno hacer tareas que no corresponden a su trabajo, mucho menos si estas son para su beneficio personal.

Te recomendamos ver nuestro episodio sobre el cristiano en el trabajo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=TCJhdsc_mzQ

 

Los Bienes y los Males, fábula de Esopo

BIenesEsopo fue un pensador griego que vivió 500 años antes de Cristo, su mayor legado como escritor fueron sus fábulas, cuentos cortos donde animales aprendían sabias lecciones producto de sus experiencias casi humanas. Cada Fábula de Esopo venía acompañada de una moraleja y tenían la finalidad de enseñarle al pueblo lecciones muy sencillas, pero prácticas para la vida cotidiana.

Aquí una de ellas:

Valiéndose de la debilidad de los Bienes, los Males los expulsaron de la Tierra, y los Bienes entonces subieron a los Cielos. Sequir leyendo…

El Santo de los Leprosos.

Beato Padre Damian de Molokai

¿La Madre Teresa de Calcuta le pidió personalmente al Papa Juan Pablo II la beatificación de un misionero que trabajó por los leprosos en Hawái? Así es, El padre Damián solicitó en el siglo 19 a su obispo que le permitiera instalarse en la isla de Molokai para atender espiritualmente a los enfermos que morían en gran número. Con su actividad pastoral, construyó y estableció una parroquia, fundó escuelas, y regeneró la convivencia social en la “colonia de la muerte” como se le llamaba a esa isla en 1865, donde los enfermos peleaban para sobrevivir en el exilio.

 

La solicitud de la Beata Madre Teresa llega al papa Juan Pablo en 1995, tras conocer la obra de este sacerdote de origen Belga que falleció a causa de la lepra. El 3 de julio de 2008 el Papa Benedicto XVI le otorga el grado de beato de la santidad de la Iglesia Católica para canonizarlo el 11 de octubre de 2009. El 1 de diciembre de 2005 el Padre Damián fue elegido el belga más grande de todos los tiempos por la televisión abierta flamenca.

 

 


Mira nuestro show aquí  http://www.youtube.com/watch?v=70M2q5EmGx4.

Fuente: Zenit Rome Report.

“La navidad no es un cuento de hadas”

navidad¿Qué les parece si celebramos con una gran cena en nuestros hogares para recordar el día que a Cenicienta la convirtieron en princesa por una sola noche? ¿No sería divertido organizar una gran fiesta en conmemoración de la derrota del Lobo Feroz?, o ¿qué les parece si intercambiamos regalos teniendo en mente el momento en el que los enanitos recibieron en su casa a Blanca Nieves?

Pues no, simplemente porque no tiene sentido.  No, porque aunque estos cuentos son muy conocidos no tienen una dimensión ni histórica, ni espiritual, ni nos hacen mejores y tampoco nos salvan. No, porque solo son historias para entretener.

El Papa Francisco hace pocos días recibió a un grupo de niños en roma y les recordó algo que parece que muchos han olvidado; “La navidad no es un cuento de hadas”, les dijo.

El nacimiento de Jesús se ha escrito en páginas de libros, no para ser contado como un simple arrullo para dormir a los niños o adormecer con ternura a los adultos, tampoco se cuenta como un entremés para escuchar villancicos. El nacimiento de Jesús se narra e interpreta con la intensión de que quede escrito en los corazones de aquellos que ven en aquel acontecimiento la mayor esperanza, la de la llegada de nuestro verdadero Salvador.

Pero como si se tratara de una simple historieta, algunos insisten en pasar la página o simplemente arrancarla para dar pié a la parranda y los excesos y si hiciera falta, usarla de pretexto y decir ¡Feliz Navidad! Convirtiendo a la navidad en un “puro cuento”.

Lo bueno es que para el cristiano esta celebración es mucho más que unas zapatillas de cristal o un viaje en barco pirata. Nuestra historia tiene un final feliz, pero no solo para el protagonista, lo tiene para todo aquel que cree.  Porque a diferencia de los cuentos de hadas, la historia de Belén no es obra de la imaginación de un escritor, ES LA OBRA DEL AMOR DEL CREADOR.

¿Estamos a tiempo de hacer que esta fiesta cobre sentido? ¿Cómo lo hacemos?

Feliz Navidad.

 

MAS GRANDES POR DENTRO QUE POR FUERA. Guía para el orden de las experiencias.

mas grandes por dentro que por fueraEn las familias nunca falta uno de los primos o tíos que es muy glotón, ese que en las fiestas se sienta junto a los bocadillos y no para de comer hasta que la mesa queda vacía, es ese que no lo piensa dos veces para levantar la mano cuando la abuela pregunta que si “alguno quiere repetir”. Y nunca falta alguien con la jocosa observación que reza: “¡Vaya! Este es más grande por dentro que por fuera”.

Y tiene razón.  De hecho, todos los que hemos escuchado esa frase, si la reflexionáramos por un momento nos daríamos cuenta que somos mucho más espaciosos vistos desde adentro, no solo por lo que parece que comemos, sino también por la cantidad de ideas, recuerdos, imágenes, pensamientos, alegrías y tristezas que tenemos la capacidad de almacenar.

En muchos casos cargamos con tanta historia que parecemos aquella bodega oscura y empolvada que en muchas películas aparece guardando desde valiosos objetos de museo, hasta nefastos souvenirs intocables.

La pregunta es: ¿Por qué acumulamos tanto?

Si fuera que en la bodega atesoramos todo lo bueno, lo sano, lo útil y lo valioso para echar mano de ello en los momentos en los que queremos recordar la felicidad, está muy bien, pero sé por experiencia propia que eso suele estar en vitrinas selladas, muy bien ubicadas para su correcta exhibición, pero posiblemente cubiertas de polvo al punto que no se ven. Mientras todo lo otro, lo malo, lo dañino, lo inútil y sin valor, suele rodar por el piso y llega a nuestras manos con mucha más facilidad, solo porque está apilado y balanceándose en una vieja tarima justo en la entrada.

Esto pasa porque nos han dicho que debemos aprender de nuestros errores y que son lecciones que no debemos olvidar y para no olvidar lo guardamos todo, bueno más bien, medio abrimos la puerta del bodegón metemos la mano y lo tiramos allí donde sea sin ver, porque queremos deshacernos pronto de ello, pero lo cierto es que así lo guardamos para siempre.

Lastimosamente aprender del pasado, de los malos momentos y del dolor, requiere de un proceso de archivo más elaborado. Sería bueno que pudiéramos levantar con un montacargas la infame tarima donde hemos apilado con tanto descuido todo y dejarla caer a un barranco para no verla más, pero de esta forma nos deshacemos también de las lecciones.

Si me permite, voy basarme en un breve estudio simplificado de técnicas de archivo para ejemplificar el correcto almacenamiento y desecho en ese espacio que todos tenemos muchas veces tan desordenado.

Primero, haga una limpieza general. En medio del excesivo desorden es muy difícil reconocer aquellas cosas que están bien o mal. Pedir perdón o la confesión resultan útiles para desechar de inmediato aquello que de plano sabemos no debe estar allí.

Segundo, separe por asuntos.  No es recomendable que heridas de la niñez salgan constantemente a relucir en situaciones para resolver en la vida adulta. Lo pasado en el estante del pasado y lo de hoy en el de hoy. Tampoco es recomendable que las cajas del trabajo se mezclen con las del hogar y viceversa.

Tercero, lo más pesado y grande va abajo. Apilar de forma inteligente los buenos recuerdos suele darle estabilidad a todo lo que vamos colocando encima día a día, de esta forma sabemos que nada va a quedar medio puesto al punto de poder caer y quebrarse. Recuerde que la familia y la fe son la base más firme.

Cuarto,  revise los archivos de lo malo, seleccione y comprima. Como dijimos anteriormente no se puede ni desechar o guardar todo, por lo que es importante revisar con cuidado poner lo desechable de un lado y las lecciones del otro.  Aquí recomendamos comprimirlo todo porque no es bueno que toda la basura quede expuesta aunque se tire y podría resultar doloroso tener siempre a la vista lecciones de eventos no muy gratos. Un buen lugar para hacer esto es antes de dormir.

Quinto, conserve la llave con cuidado y controle el acceso e inventarios. Es de suma importancia que exista un mínimo de seguridad, no solo para garantizar el orden, sino también porque lo que guarda en este espacio es su vida y no hay nada más valioso. Si usted tiene control de lo que atesora y sabe las cantidades que son manejables, puede prevenir un nuevo colapso de las instalaciones y disfrutar de sus recuerdos y lecciones de manera más efectiva.

Dios quiera podamos sacar un buen rato para hacer una  profunda limpieza de estación y así recibir esta época de fiestas con bastante espacio disponible para nuevas y hermosas experiencias.

Nuestro show vigente es “Revisa tu equipaje” y puedes verlo aquí: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=LMN-Q9uzQoA

VIVIR SIN CULPA, VIVIR MEJOR dato científico

¿SABIAS QUÉ?

Vivir sin culpa vivir mejor

El doctor Frederick Luskin, profesor de la  Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y fundador del Proyecto del perdón de Stanford  (institución que estudia los efectos del perdón en el ser humano)  asegura que librarnos de las culpas nos permite vivir a plenitud y con salud de mente, cuerpo y espíritu. 

Según los estudios del Dr. Luskin (quien también  es autor de la obra  “Perdona para siempre”) cuando una persona se descarga de la culpa de hechos propios y se perdona o perdona a los demás,   eleva su vitalidad, su apetito, sus patrones de sueño  y su energía.   Asegura que todo lo que disminuye la ira, el dolor y la depresión, puede reducir  también la presión arterial y hacer a las personas más optimistas, energéticas y vitales. Continuamos con más de Cristo Para Todos

Nuestro Show Vigente: http://www.youtube.com/watch?v=LMN-Q9uzQoA

“Recordad el pasado con gratitud, vivid el presente con entusiasmo y mirad hacia el futuro con confianza”.

cuantoganas papa

Esta historia tan conocida nos hace muchas veces enternecernos y reflexionar sobre el tiempo que dedicamos a nuestras familias. En muchos casos tocará profundas fibras y recordará quizá momentos de una infancia no muy agradable.

 

Detenernos en el tiempo, sea por lo bueno o por lo malo no permite que nuestra vida evolucione y evolucionar significa no solo que el tiempo pase por nosotros, sino que sugiere el crecimiento y un disfrute consiente sobre los eventos que día a día se nos presentan.

 

El Papa Juan Pablo II en su encíclica “Novo Millenio Inuente” dijo estas palabras: “Recordad el pasado con gratitud, vivid el presente con entusiasmo y mirad hacia el futuro con confianza”.

 

Pasos agigantados podemos dar por encima del reloj si comprendemos este consejo, pues recordar el pasado con gratitud implica que hemos sabido perdonar, que hemos sanado, que recordamos sin dolor y que lo que vivimos fueron grandes lecciones que hoy en día aprovechamos para vivir con entusiasmo, sin rencor y con esperanza en un futuro mejor, que estamos forjando y que ponemos en manos de nuestro Señor.

Si estás leyendo este blog, posiblemente sabes que al Padre que tenemos en común no es necesario comprarle tiempo para que esté con nosotros, pero aun así debemos aceptar que sería más fácil que Él nos compartiera su agenda para saber en qué momento está más disponible, porque según nosotros, en nuestra infinita humanidad, creemos que seguramente estaba ocupado cuando le pedimos aquel regalo, a lo mejor no escuchó cuando le hablamos de aquella enfermedad o quizá no había llegado cuando perdimos aquel ser querido.

 

Lo cierto es que en esos momentos donde hemos reclamado la atención y el tiempo de nuestro Padre celestial, Él ha estado allí, no solo escuchándonos, sino que también abrazándonos y consolándonos, y quizá, si tan solo por un momento hubiésemos puesto más atención, hasta le podríamos haber escuchado la respuesta amorosa que tanto necesitábamos.

 

Lo bueno es que hoy podemos recordar que no necesitamos hacer un gran ahorro, o un viaje extremadamente largo para encontrarnos en los brazos del Padre, que todo el tiempo está allí para nosotros.

 

Si quieres saber sobre el valor del tiempo mira nuestro show vigente aquí: http://www.youtube.com/watch?v=lKDa1ElrNoU&feature=c4-overview&list=UUnJGTwamITcyujCpjVnd8lw