SE BUSCAN PRÍNCIPES Y PRINCESAS. Oferta de contrato estable.

REY BUSCA HIJOS REALES PARA TRABAJAR DE EMBAJADORES

Se ofrece estabilidad, plan de incentivos, recompensas y seguros.

Si usted siempre soñó con ser una princesa o un príncipe esta información le interesa, pero antes de aplicar debe saber que la vida de la realeza no es todo lujo y atenciones. Hay que trabajar, pues durante siglos en las familias reales el príncipe normalmente sirve como embajador.

Los puestos reales que ofrecemos son diferentes a los de otros principados. Por ejemplo, hoy en día en monarquías como la de Suecia y Dinamarca los príncipes, sin importar qué edad tengan, deben solicitar un permiso especial para ausentarse del reino, la agenda del príncipe de España está llena de aburridas reuniones políticas y en Noruega o Japón son obligados a realizar rituales. Por fortuna, en este caso solo se trata de ser embajadores y de tener una estrecha relación con el Rey.

Requisitos:

  • Alto sentido de la responsabilidad y liderazgo
  • Habilidades como empatía y perseverancia
  • Disponibilidad 24/7
  • Resistencia física y mental
  • Vocación para el trabajo en equipo
  • Disponibilidad para trabajar desde casa, centro de estudio, parroquia, etc…
  • Jurar amor y fidelidad al Rey.

Naturaleza del puesto de príncipes/princesas embajadores.

El enviado o embajador del Rey deberá reproducir con fidelidad los mandatos del mismo en cada lugar al que sea enviado. Asistiendo en todas las operaciones del reino entre los que destacan: proteger a los indefensos, denunciar a los que hacen el mal, cuidar a los enfermos, alimentar a los hambrientos, ayudar a los pobres, visitar a los que están solos, reconfortar, etc… (Mateo 10:8)

Los interesados deberán saber que estos puestos de príncipes y princesas tienen una paga mayormente utilizable al terminar el trabajo y que el contrato es de por vida.

El Rey contratante no es ni más ni menos que el mismísimo Rey de Reyes, quién siempre tiene vacantes disponibles para todo aquel que quiera cumplir la función de príncipe embajador en esta tierra. Esto por supuesto, es garantía de seguridad y muchos beneficios. Uno de ellos; las credenciales. Cuando Jesús envió a los 12 apóstoles como embajadores de la buena nueva les otorgó la credencial de la autoridad para actuar en Su nombre. (Juan 14:12-13)

APLIQUE AHORA

Si desea tomar el puesto solamente debe comprometerse de corazón con la misión y comenzar a ser embajador de Jesús allí mismo en donde se encuentra. Y si necesita presentarse, puede usar el siguiente texto de la II Carta a los Corintios 5:20: Nos presentamos, pues, como embajadores de Cristo, como si Dios mismo les exhortara por nuestra boca. En nombre de Cristo les rogamos: ¡déjense reconciliar con Dios! Dios hizo cargar con nuestro pecado al que no cometió pecado, para que así nosotros participáramos en él de la justicia y perfección de Dios.

¿Te apuntas?

Agregue un comentario

Name and email are required. Your email address will not be published.