Estudio científico: Ayuno podría curar hasta cáncer

Los viernes de cuaresma los católicos son llamados a guardar ayuno como signo de penitencia. El sentido del ayuno es el de tomar control de nuestros impulsos y deseos. Con este sacrificio damos espacio a una relación más espiritual con nuestro cuerpo y aplacamos los instintos que nos distraen, abriendo espacio para la conversión, que es el objetivo de este tiempo litúrgico.

En múltiples artículos de espatiespami.com hemos abordado los beneficios que la espiritualidad trae a la salud física y palpable de las personas a través de la oración. Ahora un estudio de University of Southern en California Sequir leyendo…

¿Por qué los doctores no recetan la oración como lo hacen con las píldoras?

A photo by freestocks.org. unsplash.com/photos/nss2eRzQwgw¿Tiene depresión? ¿Sufre de jaquecas? ¿Le duele la espalda? ¿Padece de alguna adicción? ¿Es inseguro? ¿Ya vio al doctor?… ¿Qué le recetó?

Un estudio científico publicado por Newsmax Health sobre los beneficios científicos de la oración, revela que el tiempo de intercambio con Dios afecta positivamente y altera realmente cuatro áreas distintas del cerebro humano: el lóbulo frontal, la corteza cingulada anterior, el lóbulo parietal, y el sistema límbico. Así, la oración y la meditación tienen efectos que pueden ayudar a prevenir la pérdida de memoria, el deterioro mental, e incluso la demencia o el Alzheimer.

Recientemente Infovaticana informó sobre otro estudio científico realizado por la Universidad Harvard que afirma que “quienes asisten a servicios religiosos, al menos una vez a la semana, tienen menos riesgo de suicidio, comparados con quienes no asisten a ellos o lo hacen con una frecuencia distanciada en el tiempo”. Sequir leyendo…

¿Cuánto pesa una sola palabra?

descarga

Una tarde durante el invierno de 1999, la familia Johnson estaba reunida con todos sus miembros por primera vez en mucho tiempo. Joel, el hermano menor había dejado sus proyectos de actuación en Nueva York y Martha, la mayor, había conducido desde Miami con sus dos niñas para estar allí.

Samuel Johnson se había mudado a finales de los años 60 a Georgia por razones de trabajo y allí había conocido a Lois, una joven cocinera quien se convertiría en sus esposa y la madre de sus dos hijos. Aquella tarde aunque todos estaban en la misma casa, solo Lois no estaba sentada en la sala comiendo y charlando mientras esperaban alguna noticia. Ella estaba en su habitación recibiendo los resultados que traía el señor López, amigo, vecino y médico de la familia desde hacía 2 décadas.

Sequir leyendo…