¿ES DIOS UN GENIO MÁGICO DE LOS DESEOS? Declarar o confiar.

Declarar o decretar prosperidad, salud y victoria frente a las vicisitudes de la vida es una filosofía de poder personal y espiritual que ha tomado fuerza en grupos y movimientos en toda la Iglesia.  ¿Es esta una práctica sana?

Durante la mitad del siglo pasado, con la llegada de los tele-evangelistas pentecostales en los Estados Unidos, comenzó una corriente que se denominó teología de la pros Sequir leyendo…

¿LOS HÉROES EN QUÉ CONFÍAN?

Una de las grandes interrogantes de los cristianos modernos sobre el relato del Éxodo es; ¿Cómo era posible que aún dudaran cuando habían visto milagros tan grandes?

El pueblo que atravesaba por el desierto con Moisés a la cabeza parecía tambalearse entre la duda y la certeza de la compañía de Dios en su travesía, y nos parece ilógico que se mostraran inseguros después de las plagas, los designios, las palabras, los mandamientos y la intervención directa del Creador manipulando las leyes naturales para que pudieran escapar de la centenaria esclavitud que les agobiaba.  Pero no son tan distintos a nosotros, en realidad no son tan distintos a nadie en la historia, pues incluso Jesús en su labor de reclutamiento y selección de los apóstoles tuvo que remarcar varias veces las posibles grandezas que verían si tenían fe. Sequir leyendo…

¿Busca un buen trabajador o jefe? Busque a un buen creyente

photo-1466699441713-4cb2ef1125f1Algunos patrones y empleados se quejan de que construir relaciones sanas en un ambiente laboral es cada vez más difícil. También aseguran que es complicado confiar en las personas, en su honestidad y en sus intenciones de propiciar y mantener beneficios para las empresas, que sobre todo pongan a los equipos de trabajo por encima de las conveniencias y egoísmos personales que destruyen y retrasan procesos que les favorecen a todos por igual.  En resumen; que sepan que si todos ganan… todos estarán bien.

¿Qué buscamos entonces en un buen compañero de trabajo? A parte de conocimiento y experiencia para realizar una labor específica, para las buenas empresas suelen ser más importantes atributos personales como la fidelidad, el respeto por las jerarquías laborales, la vocación de servir con excelencia y la sinceridad, entre otras.

Entonces, un BUEN CREYENTE es el mejor empleado, compañero o patrono que puedes tener o ser. Sequir leyendo…