ANSIEDAD :( Es hora del CONTRA-ATAQUE

El miedo y la incertidumbre que supone un accidente de tránsito, un diagnóstico médico desfavorable, perder el empleo o no encontrar uno mientras la cuentas se acumulan o simplemente no saber cuál es la mejor decisión en un negocio, son solo algunas de las situaciones que pueden provocar la temida ANSIEDAD.

Este sentimiento puede volverse una enfermedad crónica que desata eventos lamentables como ataques de pánico y largos periodos de depresión y puede llevarnos hasta a la muerte.  La ansiedad es uno de los males más comunes en la sociedad actual, estudios científicos aseguran que 8 de cada 10 ejecutivos empresariales o estudiantes sufren al menos un episodio relevante de ansiedad durante el año. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 4,4% de la población total del planeta sufre trastornos de ansiedad y depresión y solo 1 de cada 10 es tratado médicamente, lo que lo coloca como una verdadera pandemia.

Frases como: “la ansiedad es exceso de futuro”, “la ansiedad es el miedo a lo que debemos enfrentar y aún no conocemos”, aunque posiblemente han sido acuñadas con la buena intensión de definir y alentar, pueden terminar por trivializar una condición que debe ser tratada responsablemente como cualquier enfermedad física y sin achacar para quienes la sufren supuestos problemas de falta de carácter, responsabilidad o incluso lo que algunos llaman “falta de Dios”.

No es una coincidencia (como en todo lo divino) que en la biblia la frase que más se repite es “no temas”, estas palabras o sus variaciones aparecen un total de 365 veces, justo como los días de un año.  Por ejemplo; en el Salmo 27 se nos recuerda que no debemos temer a las decepciones de este mundo. En Jeremías 1, 8 que no debemos temer a los enemigos. En Mateo 10, 28 a la delincuencia. En Apocalipsis al futuro incierto. En fin, la escritura nos confirma que cuando Dios está con nosotros a nada debemos tenerle miedo.

Para prevenir la ansiedad o controlarla, los profesionales de la salud recomiendan una serie de cambios en la rutina diaria que suelen ser muy difíciles de lograr, pues muchas veces es la misma rutina y no poder salir de ella la que causa la ansiedad, metiéndonos en un círculo interminable.

 ¿HAY SOLUCIÓN?

Si. Además del recomendado diagnóstico y tratamiento médico responsable e inmediato, también hay un trabajo efectivo muy personal que debemos hacer, cuesta, pero es posible. En otros artículos de este blog hemos hablado de como la actividad física beneficia al cuerpo y al alma, de la búsqueda y el apego de la verdad para obtener la felicidad y sobre todo, de cómo podemos encontrar paz y resguardo si nos entregamos confiados al cuidado amoroso del Creador.

Saca el rato para leer los artículos que te compartimos y pon las manos, la mente y el corazón a trabajar para derrotar la ansiedad. ¡ÁNIMO!

https://www.espatiespami.com/futbol-salud-para-cuerpo-y-alma/
https://www.espatiespami.com/963-2/
https://www.espatiespami.com/unges-mi-cabeza-con-aceite-sabes-que-significa/

¿Por qué los doctores no recetan la oración como lo hacen con las píldoras?

A photo by freestocks.org. unsplash.com/photos/nss2eRzQwgw¿Tiene depresión? ¿Sufre de jaquecas? ¿Le duele la espalda? ¿Padece de alguna adicción? ¿Es inseguro? ¿Ya vio al doctor?… ¿Qué le recetó?

Un estudio científico publicado por Newsmax Health sobre los beneficios científicos de la oración, revela que el tiempo de intercambio con Dios afecta positivamente y altera realmente cuatro áreas distintas del cerebro humano: el lóbulo frontal, la corteza cingulada anterior, el lóbulo parietal, y el sistema límbico. Así, la oración y la meditación tienen efectos que pueden ayudar a prevenir la pérdida de memoria, el deterioro mental, e incluso la demencia o el Alzheimer.

Recientemente Infovaticana informó sobre otro estudio científico realizado por la Universidad Harvard que afirma que “quienes asisten a servicios religiosos, al menos una vez a la semana, tienen menos riesgo de suicidio, comparados con quienes no asisten a ellos o lo hacen con una frecuencia distanciada en el tiempo”. Sequir leyendo…

El ardor de la MENTIRA común.

photo-1466046690866-98181611563dEl director de propaganda del partido Nazi, Joseph Goebbels es conocido por la frase: “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá.” Tristemente, esta frase conocida o no, es muy aplicada por los vendedores, por los publicistas, por los políticos y en general por todo tipo de persona, indistintamente de su profesión o creencia, pero lo cierto es que porque alguien crea profundamente algo, esto no pasa de la falsedad a la realidad.

Pareciera que la mentira para algunas personas es un deporte, una realidad de vida que ronda en falsedades y no hay nada que destruya más la imagen de una persona que cuando la pillamos en mentiras recurrentes. Pero, y tú mismo… ¿Eres mentiroso? Sequir leyendo…

LA FUENTE DE LA SABIDURÍA. Estudio científico y pasos para obtenerla.

sabiduriaLa humanidad ha intentado, desde el principio y por todos los medios, la manera de descubrir la fuente de la sabiduría. Conocemos interpretaciones paganas del Génesis que aseguran que la fruta del árbol prohibido era el equivalente al fuego que otorga Prometeo a los hombres en la mitología.

En otras culturas se reverencia la sabiduría de los ancianos y los maestros, partiendo de la premisa de que el tiempo y la experiencia son los encargados de otorgar esta cualidad tan útil para quienes quieren hacer el bien y para los que quieren traducirla en poder para hacer el mal. Así, el dicho popular adquiere mucho sentido cuando dice: “Más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

Sequir leyendo…