EL MATRIMONIO CATÓLICO

Sabías que la palabra matrimonio viene del latín matrimonium, unión de los vocablos matrem (madre) y monium (calidad de).  Que refleja la unión entre marido y mujer, hombre y mujer que son la única forma natural de que la fecundidad llegue a efectuarse bajo el amparo divino. Por otra parte la palabra Boda proviene del latín vota, plural de votum (voto), por el juramento que pronuncian los novios antes de casarse.

En el matrimonio, la creencia popular dicta que los anillos de boda se introduzcan en el dedo anular, porque antes se creía que Sequir leyendo…

¿Eres de los tontos que calientan bancas en la Iglesia?

Benchwarmer es una expresión gringa muy utilizada en los deportes, que se refiere despectivamente a ese jugador que se la pasa en banca porque no es muy hábil.  En la sociedad moderna ser creyente es un desperdicio de tiempo y la fe un signo de ignorancia según el juicio de muchas personas, Sequir leyendo…

LAS METAS DE AÑO NUEVO 2017. (¿Lea el chisme incluido?)

A pocos días de iniciar este nuevo año algunas personas ya se rindieron, ese parece ser el caso de una mujer que se sentó junto a mí en el consultorio del médico que visité hoy. Sin querer, mejor dicho a la fuerza, escuché la conversación que ella tenía por teléfono y es así como llego a esta conclusión.

Los propósitos de año nuevo suelen ser una colección de pendientes como bajar de peso, visitar más a algún pariente que tenemos en abandono o concluir estudios o tareas en casa.  La señora de la que hablo al parecer tenía por propósito algo más íntimo, casi de reingeniería personal, ella quería cambiar una actitud que la “desgasta” según sus propias palabras. Su propósito: no hablar más de su expareja, ni bien ni mal, simplemente nada y se lo dijo con tanta seguridad a su interlocutor que lo escuché yo y todos a dos cuadras de distancia. Sequir leyendo…

¿Es tu vida un espectáculo?

espectaculoNos hemos confundido en muchas formas con respecto a cómo debemos vivir y mostrar nuestra vida.  La exposición y la supuesta fama que dan las redes sociales en estos días tienden a incrementar las aspiraciones y metas falsas de cómo aparentamos estar viviendo.

Nuestra vida NO es un show, pero nosotros si somos protagonistas.

Fotos de paseos extraordinarios, de ropa de moda o nada de ropa, imágenes de eventos y emociones inolvidables… Selfies siempre felices… Videos ridículos o populares. Sequir leyendo…