FE Y CONSTANCIA EN TIEMPOS DE CAMBIO

“Nada es para siempre” dice la conocida máxima popular que se refiere a nuestra humanidad cambiante y mortal que toca todo lo que de nosotros depende.

Las ideas, los sentimientos, las situaciones, los trabajos, los gobiernos y hasta la vida misma suele cambiar, a veces de un día para otro sorpresivamente y otras veces en procesos medianos o largos que nos dan la oportunidad de prepararnos.  Mucho de lo que conocemos, con el pasar de los años, rara vez permanece igual.

Así que es natural que no nos sintamos tan cómodos con los cambios. El temor a lo nuevo o lo desconocido es un instinto básico de las personas y suelen estar acompañados de experiencias negativas que nos enseñaron sobre desconfianza o dolor. Sequir leyendo…

La Crucifixión es algo del pasado?

Madre mía y Señora míaUna madre arrodillada por la ley injusta, frente a la cruz de su hijo, quién ha sido sacrificado por el egoísmo de quienes le han juzgado incluso antes de nacer.

Nos parece brutal el castigo que recibió Jesús en aquellos tiempos salvajes donde la radical pena de muerte venía acompañada de tortura y humillación finita solo con el último suspiro de quien era condenado.

El pueblo decidía, solo en parte, el destino y la sentencia de un malhechor comprobado, de un hereje, de un enemigo del poder o de un simple desubicado de pensamiento o rostro diferente.  Bastaba muy poco para merecer el máximo flagelo.  Los otros poderes sociales, para no crear conflicto simplemente no intervenían y daban la espalda, aunque esto significara estirar al máximo la coherencia de lo que predicaban, incluso, muchas veces, alentaban estos linchamientos públicos y cooperaban si esto le servía a su causa, resultando igual mantener su lugar por respeto o por temor.

Pero eso es algo del pasado… ¿o no? read more